La producción de petróleo acumula una caída de 7,9% en el año. Por la baja de los precios internacionales, las empresas no consideran rentable invertir en pozos de exploración y en recuperación secundaria de los yacimientos en declinación.

La producción de petróleo bajó un 7,5% en julio y acumula en los siete primeros meses del año una caída del 7,9%, mientas la de gas se redujo en el mes un 1,7% y desde enero un 1,05%, en todos los casos en términos interanuales y según los datos publicados por el Ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren durante el fin de semana.

En julio se extrajeron 2.332 millones de metros cúbicos de petróleo en el país, mientras que en igual período de 2016, la producción fue de 2.521 millones. Si se considera el período enero julio, la producción de crudo fue de 16.017 millones de metros cúbicos y en el mismo lapso del año anterior, había sido de 17.401 millones.

La información confirma que “se acelera la caída de la producción petrolera y se encamina a terminar el año con un volumen considerablemente menor al de 2016” , según la estimación hecha por el Instituto Argentino de la Energía (IAE) que preside Jorge Lapeña, al analizar los datos del primer semestre.

La persistente baja en la producción de petróleo es consecuencia de que los precios internacionales se siguen ubicando en torno a u$s50 por barril, y ese valor no es suficiente para que las empresas inviertan en exploración y en recuperación secundaria. Así por ejemplo, Tecpetrol del grupo Techint anunció que reducirá los desembolsos en el área El Tordillo en Chubut porque la inyección de agua que requieren los pozos, debido a su declinación, aumenta los costos y la extracción de crudo no le resulta rentable. En julio, la producción de esta empresa bajó un 19,8% y en los siete primeros meses del año un 27,5%, a 393 millones de metros cúbicos desde 543 millones.

Pero todas las operadoras están reduciendo la extracción de petróleo. YPF, que es la principal productora, extrajo en julio 1.058 millones de metros cúbicos con una disminución del 7,6%, y en siete meses sumó 7.242 millones con una caída del 6%. Pan American Energy (PAE), la segunda productora de crudo del país, extrajo en julio 466 millones de metros cúbicos, lo que representa una reducción del 1,5% interanual, y en los siete primeros meses 3.233 millones, con una baja del 3,8%.

En cuanto a la producción gas, YPF sigue registrando un avance en el volumen extraído en línea con los estímulos otorgados por el gobierno: en julio la petrolera de mayoría estatal mostró un aumento del 12,5% y en los siete primeros meses una variación positiva del 11%, mientras Total, la segunda operadora en importancia en gas, tuvo una leve baja del 1% que llega al 2,4% si se toman los siete primeros meses.

Sobre el aumento en la producción de gas, el informe del IAE al término del primer semestre indicó que en el acumulado de 12 meses de junio de 2016 al mismo mes de este año el incremento fue del 1,8%, manteniendo una tasa positiva, pero, agregó, que “esta tasa de crecimiento es menor a la que se daba en el año 2016 respecto de 2015 e incluso a las inmediatas anteriores (fue 2,4% en mayo y 2,9% en abril)”, y destacó que “está disminuyendo la velocidad a la que se expande”.

El descenso se da en el marco de una importante valorización del precio de gas en las tarifas y de cada vez más altos subsidios del Estado. El IAE indicó que el Plan Gas, por el que se paga a las petroleras un valor más alto del que se traslada a los usuarios para estimular la producción, “tuvo una ejecución acumulada a julio de 2017 de $17.682 millones, multiplicando ocho veces el monto recibido en igual periodo de 2016, lo cual refleja la importancia del ítem en el corriente año puesto que representa el 28% del total de subsidios mientras que en 2016 representó, en el mismo periodo, sólo el 2,4% del total”.

Fuente: Ámbito