El Tribunal Criminal n° 1 de Morón ordenó extraerle el perfil genético a Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores en 2009, para inscribirlo en el Registro Nacional de Violadores.

“La resolución expresa que los parámetros de Grassi, al tener sentencia y condena firme como delincuente sexual se corresponde con lo que dispone la ley que crea el registro nacional de violadores y ordenó extraer muestras biológicas para inscribirlo ahí”, informó el abogado querellante, Juan Pablo Gallego.

La causa contra el religioso comenzó el 23 de octubre de 2002 y finalizó a fin de 2009 con la condena contra Grassi por abuso sexual agravado contra un menor que en el 2002, con 19 años, había relatado en un programa de televisión cómo había sido abusado por el sacerdote cuando tenía 15 años.

Sin embargo, el cura gozó de libertad condicional hasta que fue detenido en 2013 luego de que el fallo fuera ratificado en tres instancias y tras esta confirmación, le quedarían más de doce años de prisión efectiva. Grassi está actualmente alojado en la Unidad Penitenciaria Nro. 41 de Campana, Provincia de Buenos Aires.