El diputado nacional  sojero y aceitunero Alfredo Olmedo, quien hizo campaña impulsando un proyecto de castración a violadores, manifestó sin dubitaciones que hay mujeres que mienten que fueron violadas para realizarse un aborto. La doble moral del diputado católico.

“Llegan al hospital y dicen que las violaron, pero no recuerdan cuándo, quiénes ni cómo con el argumento del alcohol o de que estaban perdidas. Así entran por una puerta y salen por la otra sin el chico. Eso no”, manifestó Olmedo.

El sojero y aceitunero, portavoz de los sectores católicos y más conservadores de la provincia manifestó estar en contra del aborto aun en casos de violación.  Tampoco apoyó la posible la gratuidad del aborto y propuso que si se legaliza la madre y el padre “devuelvan” el costo del procedimiento, porque sino habrá que pagarlo “con los impuestos o con la plata del Fondo Monetario Internacional”.

Reconocido por sus declaraciones arcaicas y antiderechos, el empresario Alfredo Olmedo, quien ya se encuentra armando su campaña a gobernador posee la impunidad nece$saria para decir lo que se le cruza por la cabeza. Defender violaciones y forzar a niñas a ser madres son situaciones de suma gravedad. Olmedo representante de lxs que siguen perpetuando violaciones declaró en un medio nacional que para las mujeres las violaciones son menos dolorosas que los abortos, en consonancia con los mal llamados “pro vida”, quienes en realidad son “pro violaciones” y “pro abortos clandestinos”. ASCO.