La militante pro-genocidas Cecilia Pando reveló que el diputado salteño le propuso que sea su compañera de fórmula. Recorte de derechos sociales, retorno a los valores, retórica pro-vida y defensa de las FFAA, son algunos de los puntos en común entre los dirigentes de extrema derecha.

Aunque el diputado de la campera amarilla se limitó a decir que Pando es una “gran colaboradora de su equipo”, la militante pro-dictadura aseguró que Olmedo le propuso trabajar en la campaña que pretende imitar el fenómeno Bolsonaro en Brasil. Mientras tanto, el legislador insiste en que las encuestas lo ubican en tercer lugar después de Cristina Kirchner y Mauricio Macri.
Según relató Cecilia Pando, Olmedo llegó hasta su casa de veraneo para proponerle que se una a la campaña que busca llevarlo a la presidencia este año. Para Pando, Olmedo es “un hombre muy honesto y muy sincero que tiene muchas ganas de cambiar el país”. El diputado, por su parte calificó a Pando como una “buena compañera”. El cruce de elogios fue interpretado por algunos medios nacionales como la confirmación de la fórmula Olmedo-Pando 2019.
“Me quedé helada y obviamente, re agradecida, y no pude pensarlo mucho” sostuvo Pando ante el ofrecimiento de Olmedo. La dirigente de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de Argentina (AFyAPPA), también apeló al trillado recurso del “outsider” que Olmedo utiliza recurrentemente: “Lo que me hace distinta es que yo no estoy contaminada por la política, no le debo nada a nadie, no vengo de esa corporación política que se defiende a sí misma”.