La principal defensora del gobierno nacional y diputada de la Coalicion Civica, Elisa Carrio junto a otros Diputados y Senadores Nacionales optaron por no hacer uso de los pasajes aéreos y terrestres, que el Congreso Nacional les otorga, y “cambiarlos” por efectivo logrando de este modo incrementar su dieta en $40.000 aproximadamente.

El Congreso Nacional destina 20 pasajes de avión y 20 de micro a los legisladores nacionales, diputados, senadores y otros funcionarios como secretarios, cada mes haya o no sesiones legislativas para que puedan viajar por el país.

En la cámara baja cada pasaje aéreo puede ser canjeado por $1300 y los terrestres a $650. Los 40 pasajes mensuales pueden ser cambiados por dinero en su totalidad, es decir, el funcionario se llevaría $40.000 más cada mes.

En el Senado, cada uno de los 20 pasajes mensuales de avión se pueden canjear por $3.401, y los terrestres por $240, pero se permite cambiar 10 como máximo.

La excepción: el Frente de Izquierda

Por L.A.