Para Mario Cargnello, quitar la educación religiosa de las escuelas públicas es discriminar a padres e hijos. El arzobispo salteño usó en su favor el argumento en contra de la predominante enseñanza católica.

El arzobispo de Salta, Mario Cargnello, aseguró que no enseñar religión en las escuelas públicas de Salta es una forma de discriminar a padres e hijos.

El religioso utilizó el mismo argumento que llevan adelante quienes están en contra de que se dicte educación religiosa en las escuelas públicas por considerar que la consecuencia es la segregación y discriminación de alumnos que no profesan una religión particular o no quieren recibir esas enseñanzas.

Según informó El Tribuno, Cargnello aseguró: “Nosotros estamos convencidos de que defendemos el derecho de chicos y padres. Los argumentos en contra, los pocos que he escuchado, todos apuntan a decir que la religión es una cosa privada, sí, es personal, pero tiene una consecuencia social. La religión no es una cuestión solo de sentimiento, sino una realidad humana, por lo tanto, también tiene que ver con la búsqueda de la verdad de parte del hombre. Ilumina respetando el campo de la ciencia, que es propio, tiene una visión sobre la vida y por qué no estudiarlas y debatirlas desde distintas perspectivas en el ámbito de la escuela”.

Este miércoles y jueves se realizarán las dos últimas jornadas de la audiencia pública en la Corte Suprema de Justicia para dictaminar si es constitucional la educación religiosa que se dicta en las escuelas estatales de nuestra provincia.