Imagen ilustrativa.

Hoy, se anunció que el juez Federico Javier Armiñana Dohorman, vocal interino de la Sala VII del Tribunal de Juicio, condenó a un hombre de 52 años a la pena de cuatro años de prisión de ejecución efectiva por resultar autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante.

El día de la fecha, se publicó que el juez Federico Javier Armiñana Dohorman, vocal interino de la Sala VII del Tribunal de Juicio, condenó a cuatro años de prisión de ejecución efectiva a un hombre de 52 años por abuso sexual gravemente ultrajante.

El 27 de septiembre de 2016 la madre de la víctima salió al centro y sus dos hijas de 5 y 11 años quedaron en su casa junto a sus dos hermanos y su tío. En un momento dado, los dos hermanos se retiraron y sus hijas quedaron solas con el imputado. Cuando la madre regresó, la menor de 5 años le contó sobre el abuso.

Se ordenó que el imputado sea trasladado a la Unidad Carcelaria 1 para el cumplimiento de la condena. Se omitió el nombre completo de las personas involucradas para preservar la identidad de la menor y su derecho a la intimidad y confidencialidad.