Tras calificar a Salta de “patito feo” del mercado por colocar bonos a una tasa del 9,12%, Félix Piacentini cruzó a Urtubey quien culpó al efecto Brexit del alto interés. Los problemas fiscales y la suba del gasto influyeron más, aseguró el economista.

Las críticas nacionales empezaron cuando Félix Piacentini, director de la consultora Noanomics, calificó en un informe a Salta como “el patito feo del mercado”. Ante ello el gobernador salteño adujo que “Es el mundo posterior al Brexit” lo que explicaba la tasa más alta para la colocación de los bonos después de la salida del default de la Argentina.

Ante ello el economista volvió a retrucarlo. En un diálogo con La Política On Line opinó que es “discutible” que el Brexit tenga un impacto importante en la economía argentina y prefierió centrarse en los problemas puntuales de Salta. “El año pasado se quebró una racha de 14 años de superávit fiscal, eso ya es una mala señal para los mercados”, señaló Piacentini quien además agregó que no hay señales de mejoría.

“Por ejemplo, la provincia de Buenos Aires pasó a superávit en tiempo récord, se pisó el gasto rápidamente, y estamos hablando de la peor herencia fiscal de la Argentina. En Salta, en cambio, el primer trimestre sigue en rojo, no hay desaceleración del gasto, que sigue siendo de seis puntos más de lo que ingresa”, afirma. El déficit del primer trimestre de 2016 fue de 71 millones”, resaltó.

Piacentini resalta que existe “un factor todavía más preocupante, y es que en el primer trimestre aumentó un 49% el gasto en personal. En los últimos diez años, la planta de personal de Salta aumentó un 85%, está en el podio de la Argentina”. Además, destacó que en el primer trimestre del año el gasto en personal llegó al 66% de sus gastos corrientes, cuando la ley de disciplina fiscal fija un tope del 66%.

“Los inversores ven todo eso y obviamente piden una tasa más alta”, señala el economista, que agregó que la “mala gestión fiscal es castigada por los inversores”. Piacentini rebate además el argumento de que la tasa es más alta porque la colocación se hizo sin garantía de regalías, al sostener que Córdoba tomó hace poco deuda sin garantía de regalías al 7,125%.

El director de Noanomics asegura que el problema no es el endeudamiento sino que no se frena el gasto. “Está bien tomar deuda para inversión pública en la medida que no sigas con un gasto descontrolado. Si al endeudamiento no lo acompañas con prudencia fiscal y freno al gasto, es peligroso. Te terminás endeudando para paliar la falta de control del gasto”, continúa.

Finalmente, Piacentini destaca que otro problema serio es que “hace diez años Salta destinaba un cuarto de su presupuesto a inversión pública, y hoy destina un 12%. En términos relativos invierte la mitad”. Esto ha provocado que la provincia tenga algunos de los peores indicadores sociales del país, como la inversión en educación por alumno más baja, mayor desigualdad del ingreso y empleo en negro.