Macri habló tras descompensarse en Ecuador por falta de oxígeno. “Fue un momento feo, pero nada grave”, dijo. A las 10, participará del Tedeum.

El presidente Mauricio Macri confirmó que irá esta mañana al tradicional Tedeum en la Catedral Metropolitana, a cargo del arzobispo Mario Poli, tras sufrir “una descompensación por la altura” en Quito, Ecuador, adonde había viajado para la asunción de su par electo, Lenín Moreno.

“Fue un momento feo, pero nada grave”, aseguró el jefe de Estado en declaraciones a Canal 13, tras arribar esta madrugada al país, y agregó: “Me siento bien, me siento perfecto”.

Según describió, padeció “falta de oxígeno” a raíz de los 2.850 metros de altura en Quito, aunque ratificó su presencia en el acto de esta mañana: “Voy a estar en el Tedeum, voy a poder darles un mensaje de entusiasmo en el día de la Patria, acerca del futuro”.

Además, en el inicio de una jornada en la que se prevén múltiples actos y contactos con la prensa de opositores, como la ex presidenta Cristina Fernández, dijo que son “todos bienvenidos a aportar ideas sobre la base de construir verdad”.

“Hay mucha gente que la está pasando mal, por la cual yo estoy dejando todo lo que puedo todos los días y espero que todo el que tiene responsabilidades en Argentina haga lo mismo”, enfatizó el primer mandatario.

Al referirse a problema de salud que sufrió en Quito, precisó que “fue una descompensación con la altura y tal vez también el cansancio acumulado del viaje todavía no recuperado por Asia”.

“La falta de oxígeno por la altura me bajó la presión. Tuve que hacer reposo hasta emprender la vuelta. Después, me chequearon acá cuando llegamos, a las 3 de la madrugada, y me dijeron que estaba bien”, detalló.

Y completó: “Llegué tarde desde Ecuador y me levanté hace una hora a leer unos papeles que tenía atrasados”.

Fuente: Clarín