Las acusaciones contra el Juez Federal de Orán no paran. Ahora lo señalan como benefactor de comerciantes para eludir cupos de exportación a Bolivia. El denunciante es Héctor Navarro, comerciante de Salvador Mazza.

Raúl Reynoso, quien está procesado por liberar narcos a cambio de coimas, fue señalado ahora de dictar amparos sospechosos que beneficiaron a comerciantes para eludir cupos de exportación de mercadería.

Según lo denunciado, Reynoso, ya suspendido por la causa que lo acusa de ser líder de una asociación ilícita vinculada al narcotráfico, permitía a ciertos comerciantes saltear los límites dispuestos por una comisión multisectorial integrada por DGI, DGA, Dirección de Rentas provincial y la municipalidad de Salvador Mazza.

“Son sospechosos”, aseguró en diálogo con radio Cadena 3 de Córdoba, Héctor Antonio Navarro, presidente de una de las 14 cámaras de comercio de Salvador, en relación a los amparos a los que dio lugar el juez federal de Orán.

“Yo quiero tener un resarcimiento”, agregó Navarro, quien denuncia que fueron discriminados entre 150 y 170 empresarios que cumplían con el límite impuesto.

Navarro señala que un comerciante sirio de apellido Barakat Barakat fue beneficiado arbitrariamente, ya que Reynoso hizo lugar a un amparo, permitiéndole ingresar de forma ilimitada camiones a través de la frontera.

Barakat Barakat habría movilizado unos 800 camiones de maíz, más de cinco por día -con ganancias líquidas de 70 mil pesos cada uno-, cuando el límite era de un camión mensual de harina por comerciante.