Tras la muerte de un adolescente en Rivadavia y las declaraciones del ministro de salud, Roque Mascarello, quien indirectamente responsabilizó a los padres; el diputado por ese departamento, Ramón Villa, lo trató de caradura y mentiroso.

El diputado provincial por Rivadavia Ramón Villa habló anoche en la sesión de la Cámara Baja Provincial sobre la muerte del adolescente wichí, Domingo Paz, quien falleció en el hospital de Murillo el fin de semana pasado.

El legislador criticó en duros términos al ministro de Salud Pública de Salta, Roque Mascarello por declarar ante la prensa que la familia de Domingo se negó a que sea trasladado desde el paraje San Patricio y que posiblemente se haya suicidado por comer una fruta silvestre tóxica conocida como “sacha sandia”.

“Recién sacaron el helicóptero cuando el chico estaba agonizando. Es un mentiroso y caradura. Para él murió un indio más y eso no importa”, acusó Villa, quien no dudó en definir también como un ignorante al funcionario, puesto que la fruta en cuestión florece en agosto y madura en noviembre.

El diputado comentó que se comunicó con los enfermeros del centro de salud de Los Blancos donde no pudieron asistir al joven y le dijeron que no podían hacer nada porque las ambulancias no llegaban a la zona. “La actuación de Mascarello es lamentable y bochornosa, no sé de dónde sacó que fue un suicidio”, finalizó.