Un hombre identificado como Celso flor de 44 años, fue encontrado sin vida en su vivienda en el día de ayer. Lo había encontrado su madre y la autopsia reveló que falleció por asfixia por sofocación.

Fue la Fiscalía Penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en turno – a cargo de Ramiro Ramos Ossorio – la que tomó intervención en un hecho ocurrido ayer, cuando una mujer encontró en su domicilio de Pueyrredón al 1600 a su hijo de 44 años sin vida.

Distintos medios informan que desde la Fiscalía se dispusieron las medidas de rigor y se dio intervención a la División Homicidios y al Cuerpo de Investigaciones Fiscales, quienes trabajaron en el lugar. El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial donde se le practicó la autopsia. El resultado de la misma arrojó que Celso Flor falleció por asfixia por sofocación.

La causa será investigada por la Fiscalía Penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Pablo Rivero, desde donde ya se impartieron directivas para continuar con la investigación y determinar como sucedieron los hechos.

Compartir
Artículo anteriorUna mugre
Artículo siguienteLas cuentas claras