Alfredo Olmedo se encontró con un micrófono y volvió a ser el Olmedo de siempre. Aseguró que uno de los grandes méritos de Romero es que optó “por un motor con el turbo grande que es Olmedo”. También que los bolivianos no tienen problema de droga porque los hombres adquieren valores en el servicio militar.
La larga entrevista fue realizada en el piso de FM capital. Allí, durante casi media hora, Olmedo desplegó algunos de sus conocidos prejuicios que él trata de disfrazar de ideas. El interés de los periodistas por la antigua propuesta de Olmedo con respecto al servicio militar, se hizo presente y el actual candidato a vice gobernador enfatizó que él no reniega de sus ideas y remarcó que “si los bolivianos no tiene problemas con las drogas ello obedece a que los hombres poseen valores que adquieren en el servicio militar que ellos tienen. No tenga dudas de ello”.
También hizo hincapié en que Romero “Tiene muy en claro que tengo peso propio con mis ideas”. Inmediatamente usó una metáfora para ilustrar su peso en el romerismo: “es el motor de turbo grande” que impulsará al ex gobernador. Otras frases destacadas del lenguaje olmediano fueron tuiteadas por la cuenta oficial de esa radio: “Cuando usted tiene que explicar lo ético, hay algo que no está como corresponde”; “Si usted necesita drogas para sentirse bien, quiere decir que algo no está funcionando”; “Bajé los egos y puse todo sobre la mesa, Romero tiene una experiencia de conducción sobre la provincia”; “Mi teléfono está violado” (en relación a las pinchaduras de teléfonos por los servicios de inteligencia); “Es muy extraña la muerte de Nisman, no creo que haya sido un muerto que le pusieron al gobierno”; “Siempre el gobierno actual busca el resguardo de los intendentes que apoya, así será con Mazzone”; “Cuando usted es una persona pública, hay cosas que no puede realizar aunque la ley lo permita” (también en relación al intendente de El Bordo “Chicho” Mazzone).