Un joven de zona sudeste de la ciudad fue atrapado por efectivos de la Policía de Salta cuando intentaba vender una garrafa que había sustraído de la casa de un vecino.

De acuerdo a lo que información oficial de la Fiscalía Penal 8, efectivos de la Policía realizaban un “patrullaje de rutina” por la zona sudeste de la ciudad cuando observaron con atención los comportamientos de José García, quien intentaba vender una garrafa.

Tomaron intervención, de oficio, y lograron dilucidar el hecho: García había robado el objeto en cuestión de la casa de otro vecino del lugar.

Se logró determinar que la garrafa le había sido arrebatada a un hombre de 78 años de quien no se informó la identidad. García fue imputado por el delito de hurto con escalamiento.