“Nos reconvertimos y no esperamos que el agua nos llegue al cuello”, dijo uno de los ejecutivos de la empresa que fabricaba las populares máquinas de coser.

Singer, la histórica marca de máquinas de coser, dejará de producirse en la Argentina a raíz de que la empresa que la fabrica decidió “reconvertirse” y concentrarse en el mercado de cocinas.

El director ejecutivo de Macoser -fabricante de las Singer- Roberto Macchieraldo, explicó este viernes que “somos la única de las catorce empresas que había en el país de máquinas de coser, pero decidimos dejar de hacerla por una cuestión estratégica, pero no por habernos fundido. Nos reconvertimos y no esperamos que el agua nos llegue al cuello”.

El directivo reconoció que en 2018 “vendimos la misma cantidad de unidades (de maquinas Singer) que en 2014”, y eso aceleró la decisión de dejar de fabricarlas.