El Banco Central debe afrontar vencimientos por unos $ 640.000 millones, o su equivalente en dólares de unos u$s 27.000 millones.

Una parte de esos vencimientos está en poder de bancos (alrededor de un 30% del total) y de inversores institucionales, como la Anses, que se estima renovarán esos papeles. Por lo que la cuestión medular pasa por saber qué hará el resto de los inversores, llámese fondos de inversión locales y extranjeros (ya muchos salieron de esta inversión tras la entrada en vigencia del impuesto a la renta financiera para este tipo d inversores), más allá de los inversores minoristas.

“El stock de Lebac hace mucho ruido, da mucha inestabilidad. Continua siendo difícil contener la presión”, sostuvo el economista de CESUR, Amilcar Collante.

Es que el monto que vence la próxima semana representa más de la mitad de todo el stock de Lebac, calculado en más de un $ 1,2 billón.

“El vencimiento de Lebacs del próximo martes es el principal factor de tensión. Los inversores locales se encuentran actuando con mucha cautela y gran histeria, mientras que comenzamos a observar un mayor optimismo por parte de inversores externos y bancos de inversión”, señaló este viernes un informe de Delphos Investment.

A. Roldan