Un informe de la UNSa revela que más de la mitad de las embarazadas salteñas están mal alimentadas. “La ingesta de proteínas de la carne o los productos lácteos es muy baja”, aseguró una de las responsables del trabajo.

Un informe de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Salta asegura que el 51% de las embarazadas salteñas presenta “una ingesta calórica inadecuada”.

El trabajo se realizó entre 2012 y 2016 entre 700 mujeres de la periferia de la ciudad de Salta. El diario El Tribuno difundió los datos este miércoles. Allí muestra que el 27% de las embarazadas están subalimentadas y el 23% en riesgo alimentario. También indica que el 92,2% desayuna y el 97,3 almuerza, mientras que el 19,1% y el 28%, respectivamente, no merienda ni cena.

Según María Zimmer, docente que participó de la investigación, más del 75% de las mujeres que esperan un hijo presenta una “inadecuación de la ingesta calórica”. “Las opciones que más predominan en sus dietas diarias se basan en los cereales, legumbres, azúcares y dulces, que son hidratos de carbono y son los alimentos más económicos”, expresó, y agregó: “La ingesta de proteínas de la carne o los productos lácteos es muy baja. Eso también incide en los valores de anemia y en el déficit de calcio”.