SONY DSC

A pocos días de celebrarse una nueva entrega de los premios Oscar 2018, los pronósticos, las conjeturas y los comentarios dominan el mundo del espectáculo. La mirada del especialista Víctor Languasco, desde Estados Unidos en exclusiva para Cuarto Poder.
Mejor actriz principal: La interpretación de una mujer muda que se enamora de una extraña criatura marina en la película La Forma del Agua, le permitió a la actriz Sally Hawkins ganarse la nominación a Mejor Actriz para la edición de los premios Oscar  2018. Con la deliciosa actuación de la inglesa en la película que se estrenará el próximo 22 de febrero muchos esperan que se lleve la estatuilla. Su labor tiene que ver con el personaje vulnerable, dulcísimo, de los olvidados; tiene que ver con su fragilidad al comunicarse con el anfibio hombre, tiene que ver con su mirada en todo momento, con su entrega al amor, o sea muchos matices: todos estremecedores y humanos.
Aparte de haber trabajado con Mike Leigh, en la “Felicidad trae suerte”, film en el cual brilló, uno supone que tiene muchas chances de ser premiada, más aun si tenemos en cuenta su extensa trayectoria donde ocupó varios lugares secundarios con Woody Allen en dos películas, también en superproducciones como Godzilla (2014) y en esta oportunidad con una exquisita actuación.
Si seguimos un orden de posibilidades una de las más mencionadas como favoritas es Frances Mc Dormand (Chicago. 23-06-57). Su performance es la de una obrera desafiante como víctima de violencia de género que lucha por hacer justicia la muerte de su hija en la dura “Tres anuncios por un crimen” de Martin Donagh, ya estrenada en Argentina. La misma está relacionada con el “rol de carácter” que la caracteriza en su más de 33 años de carrera desde “Simplemente Sangre”, película de 1984 de su esposo Joel Coen.
¿Puntos en contacto con “Missippi”, con “Fargo”?
Tiene más de 60 títulos y la mayoría tienen el vigor combativo; ese matiz de permeabilidad femenina que se hace evidente pero con otra máscara, más acorde a lo que pedía el director inglés. Hablamos de dureza y mutismo hablamos, atravesada por la pérdida y violación de una hija.
La notable de siempre, Merly Streep (New Jersey. 22-06-49). Un día antes pero con 8 años de diferencia que la anterior también en otra condición de mujer en “The Post” de Steven Spielberg, ya vista aquí.
Dueña de un periódico que hereda de un padre y luego del esposo “debe” denunciar entretelones del poder en Vietnam es el planteo moral que nos acostumbró desde “AFRICA MIA” (1985) o en “La Decisión de Sofía” (1982) de las 82 interpretaciones que tiene en su carrera.
En el tramo final del filme, al bajar las escaleras acompañada por la mirada de respeto de otras mujeres es la síntesis o adelanto de lo que podría lograr el 4 de Marzo: silencio y admiración incuestionables pese a quien le pese (Presidentes incluidos). Porque Meryl Streep es más que una de las mejores actrices de este tiempo, “es un símbolo” y la película enarbola esa bandera con ella al frente.
En el rango de revelaciones están dos jóvenes. No sorprenden para nada, porque se podía suponer que llegarían a este peldaño. Aunque Saoirse Ronan (New York. 12-04-94) tuvo su momento en Broolyn (2015) de John Crowley también nominada en este rubro.
En “Ladybird” opera prima de Greta Gerwig que se conocerá el 1 de marzo, su estudiante quizás tenga diferencias con las anteriores pero sólo de forma. Sus fortalezas pasan por la búsqueda por encontrar su propio camino y por salir de la protección de su madre en la piel de Laurie Metcalf.
La hermosa australiana Margot Robbie (02-07-90) que se la vió evolucionar desde “El lobo de Wall Strett” (2013) luego en “Focus” (2015) y también en la discreta “Escuadron Suicida”, que estará en el centro en la película I tonya que se estrenará en marzo de este año. Si bien su rol será de patinadora sobre hielo eso no significa que no lidie con sus problemas personales. Es otro conflicto, otra carga que enfrenta, a sí misma y sus contradicciones, diferente al de las tres películas citadas.
Claro, esta que la mujer es el importante en la historia.
DIRECTOR: Otra más para Del Toro.
Igual que lo mencionamos anteriormente no se trata de quien es mejor que otro, pero de todos modos hay un par de sorpresas en el rubro que deberán leerse entre líneas, sus causas y motivos. Quizás extra cinematográficos o de contenido por sobre otra cualidad.
Los tres restantes tienen una enorme trayectoria que lo respaldan y una probadísima capacidad de manejar los hilos, los nervios, el desarrollo de una trama o historia con una firma personal llámese autoral de sus obras.
“La Forma del Agua”, no es ni más ni menos que otra extensión más sobria de toda la imaginería de Guillermo del Toro (Mexico. 09-10-64).
Ha sido barroco o recargado en sus 9 películas anteriores (por ejemplo, “Cronos” de 1992 con nuestro Federico Luppi) pero en este nuevo trabajo demuestra otra fineza, una sutil narración sin despojarse del corazón romántico, siendo como siempre personal; recién ahora la libertad creativa para cerrar la historia de diferentes, guerra fría y monstruos (que no es el hombre anfibio) tal como se la imaginó o como ciertamente quiso.
Si hablamos de libertad creativa, uno de sus sinónimos es Paul Thomas Anderson (California. EEUU. 26-06-70) con “El hilo del Fantasma” que recién se verá aquí el 15 de marzo.
En este 8vo largometraje de ficción incursiona en el mundo de la moda, en la post-guerra, en Londres y con el amor entre el modisto y su musa. El plus es contar con el inglés Daniel Day Lewis de nuevo con el tono de melodrama y excentricidad que de alguna forma conforman su estilo, aunque uno lo prefiera con la coralidad de “Magnolia” (1999) y la solidez de “Petróleo Sangriento” (2007).
Quien puede dudar de otro grandísimo director como Christopher Nolan, también ingles de la misma generación que el anterior (30-7-70).
En “Dunkerke”, ya proyectada en 27 de Julio del año pasado, continúa por la línea de: manejar todos los hilos de la historia, ser incómodo con la historia y hablar de la 2da. guerra con veracidad y moverse como pez en el agua en la superproducción. O sea rigor, verismo y presuntuosidad, particularidades que demostró desde “Memento” (2000) el anterior fue debut con “Following” no vista en Argentina, hasta este año.
Los tres son grandísimos directores porque manejan todos los resortes para maniatar al espectador, de todas las formas posibles, emocional y visualmente y lograr lo que desde hace tiempo buscan y desean: su “obra maestra”, cada uno con sus armas, medios y estéticas. Esta búsqueda es consciente o inconsciente, está claro.
Lo de Greta Gerwig (California. EEUU. 04-08-83) pasa por otro lado.
Su modestia en la elección de la historia en la cual debuta solitario en la dirección, “Lady Bird” (co dirigió en el 2008 con Joe Swanberg su còmplice también en la escritura con “Nights and weekends) es sólo el cauce natural de todo lo que hizo como actriz y guionista. Todo abreva de la vida, de su proceso natural, de la problemática común y corriente, de personajes reconocibles en el aquí y ahora y de etapas o edades diferentes.
Como lo hizo como actriz con Noah Baumbach, se basa en las interpretaciones (Saoirse Ronan es el ejemplo aquí), en la cadencia narrativa y cómo movilizar en el otro simples historias cotidianas que se pueden complejizar.
Y no es sorpresa su nominación, es un acto reivindicativo con el cine independiente y con la mujer o con la mujer y con el cine independiente. Puede ser el “tapado” de todos los años en el Oscar. Se la vera en Argentina el 1 de marzo recién.
También puede ser tomado como tal Jordan Peele (New York. 21-02-79) con su opera prima “Huye!- Get out”, ya estrenada en Argentina
Productor ejecutivo con Angelina Jolie en “The Breadiwner” filme de animación nominado este año, elabora un interesante y mordaz retrato sobre la segregación racial y las logias en la sociedad estadounidense con aristas al triller y comedia negra. Pero, claro, es interesante y aguda su dirección quizás no para competir con semejantes nombres.
Claro, es mi sensación.