Una mujer denunció una brutal golpiza propinada por la policía a su hijo en una comisaría de Orán. El abogado del detenido presentó un Habeas Corpus para que trasladen al joven al hospital por los síntomas que padece tras la golpiza.

El nombre de la mujer es Ana Cristina Cabrera y el de su hijo detenido Julio César Castillo quien está detenido en la comisaría 24 de Orán desde el mes de enero. La primera contó que al segundo le propinaron una brutal paliza en la dependencia y que pese a los fuertes dolores que manifestó el detenido no lo llevaron nunca a ver a un médico.

“La espalda está estallada, tiene un golpe en la costilla y le duele la cabeza”, relató la el abogado de la familia, Hernán Mascietti, a Nuevo Diario quien también anticipó que presentarán un recurso de Habeas Corpus para que al menos trasladen al muchacho al hospital y sea sometido a chequeo médico.

Según contaron la madre y el letrado, el ataque habría sido represalia tras una discusión que Carrizo mantuvo con un policía durante una visita de su madre. Uno de los oficiales habría roto una bolsa con sanguches que llevaba la mujer a su hijo y esto lo molestó.