La sala de desintoxicación que funciona en el Hospital del Milagro, única en Salta, se trasladará al Ragone una vez que se terminen las obras de remodelación de esa institución de salud mental.

La única sala de desintoxicación activa con la que cuenta el servicio de salud local finalmente no cerrará sino que se trasladará a las instalaciones del Hospital de Salud Mental “Miguel Ragone”.

El movimiento se concretará una vez que se terminen las obras pautadas para el nosocomio de salud mental, explicaron a FM Profesional desde el Hospital del Milagro, aunque no especificaron en qué momento se estima que así suceda.

La sala aloja entre cinco y siete pacientes que llegan desde las calles y el traslado se da porque se considera menos riesgoso para estos pacientes el contacto con los tratados en el Ragone. En el Hospital del Milagro, en cambio, se encuentran expuestos a contagiarse enfermedades infecciosas.