Un vecino de Campo Quijano sostuvo que hace dos años, en época de campaña y durante la noche, el intendente Manuel Cornejo sorteó varios terrenos y viviendas. Sin embargo los sorteados aún no han recibido nada.

Jorge Ramos, vecino de Campo Quijano habló con InformateSalta y dijo que en tiempo de campaña, hace 2 años, el intendente Manuel Cornejo sorteó más de 1000 terrenos además de viviendas para ser reelecto. Todo esto fue a horas de la noche. Hoy la gente quiere lo que le corresponde pero nadie los escucha.

Debido a todo esto los damnificados se asentaron con carpas en unos terrenos pertenecientes al ferrocarril. Cada vez son menos las personas que reclaman ya que ningún organismo  toma cartas en el asunto.

“Nadie nos da la cara. Necesitamos la presencia del señor Intendente. Vamos al municipio y la policía se pone en la puerta y no nos deja pasar. Queremos entrar a la municipalidad, es pública” exclamó Ángela, otra vecina de la zona.