Diputados de dos bloques presentaron un proyecto para crear la licencia por violencia de género, que propone otorgar de 3 a 30 días hábiles administrativos por año a las mujeres afectadas.

Diputados del socialismo y de Libres del Sur presentaron un proyecto para contemplar la licencia por violencia de género, que propone otorgar de 3 a 30 días hábiles administrativos por año a las mujeres afectadas, con percepción íntegra de sus haberes en ese lapso. La licencia “podrá pedirse para casos de violencia intrafamiliar” o “al interior de las Fuerzas” armadas y de seguridad, acompañando el pedido “siempre de una denuncia policial o el inicio de un sumario administrativo, según corresponda”, según consta en los fundamentos del proyecto.

En el primer caso, “la licencia se otorga por un plazo de 3 días hábiles administrativos con un máximo de 30 días hábiles administrativos por año calendario”, que serán definidos “en base a la evaluación del personal médico y psicológico de los centros de atención y asistencia a la víctima”. Si bien en el año 2009 se sancionó la ley 26.485 , de “Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”, que define los tipos de agresiones, los diputados reclaman ahora ampliar la norma y avanzar, por ejemplo, en un esquema universal de licencias que promueva la coparentalidad, como un sistema de cuidados federal o la creación de lactarios en todos los espacios en donde trabajen.

La iniciativa lleva las firmas de los legisladores socialistas Beatríz Duré, Hermes Binner, Alicia Ciciliani, Gabriela Troiano y de Libres del Sur, Federico Masso y Victoria Donda.