Miguel Isa inauguró el año legislativo en el Concejo Deliberante mostrando los números de su gestión, asegurando que se arremangó y se puso a trabajar y chicaneando al Partido Obrero, ausente durante la sesión: “No trabajan los lunes, mirá si van a venir un domingo”.

En la apertura del año legislativo en el Concejo Deliberante, Miguel Isa brindó este domingo su último discurso en el lugar como intendente de Salta. El ahora precandidato a vicegobernador de la provincia realizó un balance de su gestión y criticó a la oposición.

“Yo no vine a sacar nada. En doce años de gestión nunca tuve una denuncia, todo fue bla, bla. Parece que siempre hay a quién culpar, yo no busqué culpables, directamente me arremangué y me puse a trabajar”, dijo Isa, según informó FM Capital.

“Hay que comparar como arrancamos la municipalidad y como terminamos la gestión. Comparto un proyecto político con Juan Manuel Urtubey y con él la convicción de que éste es uno de los caminos más democráticos”, indicó Isa, y agregó: “Este es mi último mensaje en el Concejo pero no es la última vez que venga porque voy a custodiar que se hagan las cosas bien”.

“La obra pública en 2014 era de apenas $3.800.000 y hoy supera los $270.000.000. Hoy la municipalidad no es solamente alumbrado, barrido y limpieza”, expresó el intendente, quien le tiró palos al Partido Obrero, ausente en la sesión: “No trabajan los lunes, mira si van a venir un domingo”.

Uno de los presentes durante el discurso en el Concejo Deliberante fue el flamante ministro de Gobierno de la provincia, Juan Pablo Rodríguez, quien aseguró que Isa “es un intendente que transformó la ciudad, tiene un gran empuje y junto al gobernador Urtubey seguirá trabajando por esta capital”.

Rodríguez expresó que el gobernador y el intendente, fórmula confirmada para gobernar la provincia, “son parte de un mismo equipo, con un mismo perfil y gran ejecutividad, lo que permitirá potenciar el trabajo en áreas de ejecución de políticas”.