El procurador penitenciario Francisco Mugnolo se presentó ante la Bicameral de la Defensoría del Pueblo para brindar un informe de gestión. Resaltó el “problema” de la superpoblación y también sobre la tortura en los penales.

El procurador penitenciario, Francisco Mugnolo, presentó este miércoles un nuevo informe de gestión ante la Comisión Bicameral de la Defensoría del Pueblo. En su exposición, el funcionario informó que el 46% de los presos del sistema federal se encuentran en la provincia de Buenos Aires, seguida en cifras por Mendoza, Entre Ríos y Córdoba. Asimismo, la cantidad de carcelarios en el sistema federal a agosto de 2017 llega a los 11.672, el doble de 15 años atrás.

“La misión de la procuración es la protección de los derechos humanos de las personas que están privadas de la libertad en el sistema federal”, destacó Mugnolo, quien precisó que existen “10 delegaciones regionales en el país” y que los equipos que las componen van “todas las semanas a las cárceles”. En ese sentido, se detalló que el monitoreo se realiza en cárceles provinciales donde hay detenidos oficiales, centros de detención no penitenciarios, institutos de menores y lugares de detención migratoria.

El procurador enfatizó en que “el principal problema” del sistema penitenciario “es la sobrepoblación”. “Las cárceles están que rebozan de presos. Si seguimos legislando que todo el mundo se queda adentro y no salga, en muy poco tiempo vamos a tener un gravísimo problema que el Estado va a tener que enfrentar”, advirtió en referencia a la reciente ley que limitó las excarcelaciones.

También consideró que este es un tema “muy grave y de inmediatez” y “un problema que debe encararse muy seriamente”. Por ello, el organismo ha vuelto a presentar este año un proyecto de ley -que había sido presentado en 2013- para la acreditación funcional de establecimientos para la privación de la libertad y control de la superpoblación. Para evitar el exceso de presos, Mugnolo pidió hacer “más eficiente la seguridad fuera de la cárcel”.

“Otro tema que persiste es el tema de la tortura. En las cárceles se tortura”, subrayó y reveló que “en el último tiempo ya ha habido nueve muertes por ahorcamiento” en las cárceles. Por otra parte, dijo que la procuración se presenta como querellante en 34 causas, en las cuales hay 196 imputados, 72 procesados, nueve condenas y 53 habeas corpus en trámite. “Hay un fortalecimiento muy importante de la procuración tanto a nivel nacional como internacional”, destacó.

Fuente: Parlamentario

Compartir
Artículo anteriorPiden aire
Artículo siguienteUna vergüenza!