La diputada Irene Soler y la senadora Gabriela Cerrano opinan sobre las mujeres en la política salteña aún dominada por hombres. De las opciones para gobernador y vice en Salta,  sólo una fórmula reúne dos mujeres: el MST Nueva Izquierda. Para la intendencia capitalina no hay precandidatas mujeres. (Andrea Sztychmasjter)

En lo único que coincidieron la diputada provincial Irene Soler y la senadora Gabriela Cerrano, fue en decir que las mujeres salteñas siguen viviendo en condiciones de vulnerabilidad social y que esto repercute directamente en su participación  política. Ambas, pertenecientes a diferentes espacios políticos, opinaron sobre las limitaciones para acceder a cargos públicos, la agenda de los derechos femeninos y las políticas que se deberían llevar a cabo para una mayor igualdad.

Conviene recordar que actualmente en el Concejo Deliberante Capitalino de 21 concejales sólo 9 son mujeres; en la Cámara de Diputados provincial son 15 las mujeres de un total de 60 legisladores; en el Senado sólo 3 mujeres forman parte de un cuerpo de 23 miembros; mientras que de 11 Ministerios sólo dos están a cargo de mujeres.

Planificar e involucrarse

 “La política salteña sigue estando dominada por hombres”, menciona la diputada Soler sin titubear aunque cree que “podríamos estar peor”. Para ella la mayor participación de la mujer en el ámbito político “no se dará de un día para el otro, ni de un gobierno a otro. Es un proceso. No es algo que se resuelva de la noche a la mañana porque tenemos que tener en cuenta que lo político no es un ámbito aislado, es un reflejo de lo que pasa en la sociedad. Para ello hay que involucrarse”, menciona y agrega: “Las quejas y reclamos hay que hacerlas pero también hay que involucrarse”.

La legisladora reconoce que “hoy la mujer participa en función a la ley de cupo. Cuando realmente veamos un progreso será cuando la participación supere ese porcentaje que dice la ley, cuando se supere esa proporción que la ley obliga a que se respete”, y ejemplifica “en todo el tiempo que llevo de trabajo político no conocí nunca una autoridad en la Cámara de Diputados que sea mujer”.

En el año 1991 se sancionó en Argentina la ley 24.012 conocida como ley de cupo femenino. La misma establecía un piso fijo mínimo de 30% de participación de mujeres en las listas electorales. En Salta, siete años después en 1998, mediante la modificación de la Ley Provincial 6.444 de Régimen Electoral, la provincia estableció cuotas de cupo femenino en las listas electorales para efectivizar la participación política de las mujeres.

Volviendo al análisis de la diputada provincial y ahora candidata a concejal, señala que la planificación familiar es un tema clave para que las mujeres puedan desarrollarse en otros ámbitos. “En el país cuando se habla de los ‘ni ni’, las dos terceras partes son mujeres. Hay una amplia mayoría de mujeres que no estudia ni trabaja, eso se va a ir superando no solamente con incentivos sino con leyes que tiendan a la participación y planificación familiar para que la mujer se ponga objetivos antes de la maternidad. La maternidad es algo muy lindo pero impide que la mujer muchas veces se pueda realizar en otros ámbitos. En Latinoamérica es grande la cantidad de mujeres que no estudian ni trabajan y que son madres. Si bien ello no tiene que verse como algo negativo porque esos chicos van a estar contenidos por su madre, también es cierto que eso tiene que ver con una cultura de ver sólo a la mujer como madre”, menciona Soler.

Por ello hace hincapié en la importancia y urgencia de la creación de guarderías, para que las mujeres que decidan ser madres puedan realizar otras actividades “Es importantísimo para que la mujer pueda salir a trabajar y a estudiar y pueda desarrollarse. Para tener un proyecto personal, eso sería un buen puntapié. El ámbito político es una manifestación de lo que pasa en la sociedad y si no haces cosas para que la mujer pueda salir de su casa difícilmente pueda ocupar otros lugares”, manifestó la diputada.

Irene

Fue Irene Soler la legisladora que solicitó el año pasado que se elaboren estadísticas oficiales sobre los casos de femicidios, violencia de género y violencia familiar en Salta. “Es algo que las organizaciones de mujeres solicitan y que además sirve para que se implementen políticas públicas para prevenir”. Por eso ve como algo positivo el recientemente aprobado proyecto de creación de un Observatorio de Violencia contra las Mujeres que tendrá por objetivo llevar un monitoreo y estadísticas sobre estos casos.

Por último, remarcó la importancia de la aplicación de la Ley Nacional de Educación Sexual Integral vigente desde el año 2006: “Ahora se está trabajando con consejerías sexuales en donde no solamente se habla de educación sexual sino también de prevención. Pero también hay una deuda con respecto al Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable en las escuelas”, reconoce Soler para enfatizar que “hay que avanzar en eso porque es fundamental que se trabaje en eso con niños y adolescentes”.

Movilización y organización

Por su parte, la senadora del Partido Obrero y candidata a vicegobernadora Gabriela Cerrano opina que “en Salta sí hay una intervención de la mujer en la política. Tenemos funcionarias, ministras, legisladoras pese a eso queda demostrado que el hecho de ser mujer no cambia en nada su posicionamiento con referencia a los derechos de las mujeres. Por el contrario, están en contra de muchas de las posiciones que son fundamentales cambiar en nuestra provincia”.

La senadora manifestó que hay un “bloqueo real de los partidos patronales” para que las mujeres puedan participar en política: “La participación de la mujer en sí misma no está dada en los partidos patronales, en Salta creemos que debe haber una política independiente del Estado que se desarrolle sobre otras bases sociales”. Pero aclaró que eso no sucede en su partido: “Nuestro partido no tiene ese problema, nosotros tenemos más mujeres que hombres militando e incluso en puestos muy destacados. Nosotras en 2005 llevamos como fórmula a gobernador y vice a dos mujeres, Cristina Foffani y Julia Condorí, y aquella vez en el juzgado electoral nos hicieron modificar nuestra lista porque ‘había demasiadas mujeres’. Yo creo que si en el PO hay muchas mujeres tiene que ver con el programa que defendemos”, manifestó Cerrano.

La senadora se refirió al poder judicial como unos de los ámbitos en donde es necesario un cambio ya que “sigue tutelado por el poder político”.

“Nosotros planteamos que hay que cambiar el régimen de elección de los jueces y que tanto jueces y fiscales de juzgados de violencia de género deban ser electos por votantes del padrón femenino. Eso marcaría un comienzo en cómo resolveríamos el problema de la violencia hacia las mujeres porque de ahí se desprende todo”, justificó.

cerrano

La senadora y referente feminista del Plenario de Trabajadoras del PO se refirió además a unos de los temas de salud más primordiales en la agenda de las organizaciones femeninas “que sigue siendo la principal causa de muerte materna en nuestro país: los abortos clandestinos”.

Al referirse sobre la situación de Salta en relación al aborto no punible en los casos donde está en riesgo la salud de la madre y cuando una mujer es víctima de violación y la incidencia que ha tenido la justicia salteña, mencionó: “Aquí cuando se da un caso de aborto no punible los jueces salteños buscan todos la manera de impedir que la mujer pueda acceder a este derecho. Y son esos mismos jueces quienes no les creen a las mujeres que están amenazadas de muerte y después terminan siendo asesinadas. En Salta tenemos el protocolo de aborto no punible más restrictivo del país y no logramos que aprueben nuestro proyecto para dejar sin efecto ese protocolo. Eso obliga a que las niñas violadas tengan que parir”, criticó. En función a esto Cerrano declaró que “Las mujeres en la política salteña han jugado un rol de defensa de los intereses de un régimen político y no de los intereses de las mujeres”.

Frente a la pregunta de cuáles serían las acciones a realizar para una mayor participación política de la mujer, Cerrano respondió: “Es necesario que en Salta haya fuertes organizaciones de mujeres que lleven adelante la lucha de la agenda de los derechos de la mujer. Eso nos hace falta, por ese lado empieza la participación de la mujer”, aunque reconoció a la Comisión de Familiares contra la Impunidad como uno de los pocos espacios independientes existentes. “En la Comisión la mayoría son mujeres que han tendido que salir a luchar a pedir justicia por sus hijos, eso me parece clave. La forma en que la mujer puede empezar a involucrase en política es a través de sus organizaciones independientes”.

Las candidatas

De las opciones para gobernador y vice con que los salteños nos encontraremos en las próximas elecciones, sólo una fórmula está compuesta por mujeres. Es el caso del partido MST Nueva Izquierda que lleva de candidata a gobernadora a la docente Cecilia Gómez, junto a su vice oriunda de Campo Santo, Silvia Álvarez. En el PO va de vicegobernadora la actual senadora Gabriela Cerrano.

En el caso de los candidatos a intendente por capital, las mujeres no disputarán por ese puesto en ninguna de las posibilidades que habrá para elegir. Mientras que en los municipios del interior habrá solo algunos casos de candidatas mujeres que disputarán en las PASO para ocupar el cargo de jefa comunal. La exsenadora Silvina Vargas por la coalición UNEN es la única mujer de los 5 candidatos que habrá en Cafayate, la doctora Alejandra Fernández del Frente Romero+Olmedo y en el PRS Silvina De Paul forman parte de los 10 precandidatos a intendente que tendrá Güemes. Josefa Cardozo del PO será la única precandidata mujer de los 5 que se presentarán en Orán.

En La Merced también buscará su lugar a la intendencia la concejala Silvia del Valle por el romerismo, de igual modo por el mismo frente lo harán Yolanda Vega en Cerrillos, María Graciela `Chirina´ Gómez por El Carril y Rita Carreras en Coronel Moldes. Cristina Rodríguez en San Carlos también participará en las PASO en el frente de Romero.

Mientras que en la categoría diputado provincial por capital, de 29 listas presentadas, solo una minoría presenta candidatas mujeres encabezando las mismas. Zulma Pedraza, actual secretaria de deportes municipal, encabeza la lista del Frente Plural, el Frente Popular propone a la doctora María del Carmen Lapasset, el frente Romero+Olmedo lleva a la abogada Susana Urrestarazu, el MST a Liliana Arias, Libres Del Sur y el MPU a las militantes feministas María Laura Postiglione e Irene Cari respectivamente. Otra referente de mujeres que también será candidata es la abogada Mónica Menini por La Caldera.

El Partido Justicialista que presenta 6 listas lleva a “la interventora” Mercedes Junco en segundo término, mientras que en el Partido de la Victoria que va con 5 listas ninguna de ellas es encabezada por mujeres, lo mismo pasa con las listas de la oposición: del PO, el PRS, el PRO y la UCR.

De las 57 listas de candidatos a concejales por capital, aparecen los nombres de algunas mujeres tales como María Angélica Ramos, Analia Sánchez, del PJ aunque con diferentes listas Irene Soler; Frida Fonseca; Eliana Chuchuy y Nimia Arroyo, y Fabiana Camacho, si bien son de diferentes partidos apoyan la candidatura de Javier David.

En otras listas están Rosa Singh, Mary Robles, Viviana Juárez, Elia Fernández, Victoria Liendro, Ángela Rosa Corona Ortiz, Romina Arroyo, María Del Socorro Villamayor, Paula Amelia Medici, Rosana Del Valle Cruz, Virginia Cornejo, Jennifer Gisela Vargas, Norma Edith Speigher y Gabriela Veleizán todas de diferentes partidos buscarán una banca en el Concejo. El PO en tanto lleva a tres candidatas: Cristina Foffani, Mirta Hauchana y Marta Martin.