Celsa Mel Gowland, vicepresidenta del Instituto Nacional de la Música, habla sobre Corazón Alegre, el cancionero del Cuchi Leguizamón que será presentado hoy en la Casa de la Cultura y que se distribuirá por escuelas y universidades de todo el país.

Este sábado 2 de diciembre, desde las 19.30 horas, el Instituto Nacional de la Música (INAMU) presentará Corazón Alegre: obra de Gustavo Cuchi Leguizamón, un cancionero que repasa la obra del gran músico salteño y que será distribuido por escuelas y universidades de todo el país.

El evento será en la Sala Mecano de la Casa de la Cultura (Caseros 460 de nuestra ciudad), con entrada libre y gratuita.

Corazón Alegre presenta material de estudio para escuelas y espacios educativos de música de todo el país, en el marco de los cien años del nacimiento del músico. Se trata de una obra trabajada en conjunto entre el INAMU y el Fondo Editorial de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta. Según el organismo, es una puerta de entrada a la obra de uno de los máximos referentes de la música argentina, destinado a estimular el quehacer artístico de las nuevas generaciones y la preservación de su legado compositivo.

El libro está conformado por transcripciones para piano (algunas de ellas inéditas), adaptaciones para guitarra en formato cancionero y arreglos para dos voces interpretadas originalmente por el Dúo Salteño nunca antes editados. Son 43 composiciones que representan el universo musical planteado por Cuchi Leguizamón. La transcripción de partituras para piano, cancionero y arreglos para dos voces a cargo de Leopoldo Deza. Transcripción para guitarra y cifrado del cancionero fueron realizadas por Diego Rolón.

Además, contará con textos de Leopoldo “Teuco” Castilla, Juan Martín Leguizamón, Delfín Galo Leguizamón, Neli Saporiti, Santiago Giordano, Lilián Saba, Luly López Arias, María Gabriela Ayala, César Mariano Ovejero, ministro de Cultura y Turismo de la Provincia de Salta, y Sergio Bravo, secretario de Cultura de la Provincia de Salta. Colaboraron en la edición los familiares del Cuchi: Juan Martín, Delfín y Luis Leguizamón, y cuenta con fotografías de la artista salteña Guadalupe Miles.

Una obra integral

“La idea de hacer estas transcripciones de la obra de Leguizamón surge en el Instituto como parte de su plan de formación integral de los músicos, que es uno de los objetivos principales que tiene el Instituto Nacional de la Música. Ya en el año 2015 nosotros sacamos un libro sobre la obra de Spinetta que fue distribuido en las escuelas artísticas del país. En ese libro se trabajó junto con la familia y así, de esta misma manera, trabajamos el libro del Cuchi Leguizamón”, dice Celsa Mel Gowland, vicepresidenta del organismo.

Mel Gowland cuenta el método de trabajo con el que se llevó adelante el libro: “Se hicieron las transcripciones para piano, hay cinco obras de las cuales dos son material inédito. Se transcribieron también, por primera vez, los arreglos para dos voces que Leguizamón realizó y que luego fueron grabados por el Dúo Salteño. Esos arreglos están transcriptos con la revisión exhaustiva de sus hijos. También, una parte muy importante del libro son las obras en formato cancionero, con arreglos para que puedan ser interpretados respetando la armonía en las escuelas de música”.

“Las transcripciones estuvieron a cargo de Leopoldo Deza y Diego Rolón. En el libro también hay textos disparadores para que la obra y la vida del Cuchi esté reflejada y sea interesante para los chicos. Hay textos disparadores y códigos QR, que disparan contenidos audiovisuales”, explica la funcionaria.

Respecto a la presentación de esta tarde, Mel Gowland anticipa: “Allí (en la Casa de la Cultura) presentaremos el material y habrá un poco de música por parte de los músicos transcriptores y un video institucional con las actividades que hace el Instituto. Esperamos contar con la presencia de todos”.

También una clínica

En tanto, el lunes 4 de diciembre, desde las 17 horas, se realizará la clínica “La música de Gustavo Cuchi Leguizamón”, a cargo de Leopoldo Deza. Será en la sede de la Orquesta Infanto Juvenil, en Ejército del Norte 90 de nuestra ciudad. Se tratarán recursos rítmicos, melódicos y armónicos utilizados en el cancionero, arreglos de dúo (compuestos para el Dúo Salteño) y en la interpretación en piano. “Es abierta, gratuita, como todas las actividades que hace el Instituto”, aclara la vicepresidenta.

Corazón Alegre nació en el INAMU y se presentará en Salta pero viajará por todos lados. “El libro se va a distribuir en todas las escuelas de música del país y en las universidades donde haya carreras de música”, dice Celsa. Y sigue: “Queremos distribuirlo en las escuelas de educación artística, así que iniciaremos gestiones para que pueda estar allí. Es un libro para los docentes, para que puedan trabajar la obra de Leguizamón y esa obra pueda ser resignificada, revalorizada y sobre todo difundida de la manera en que fue escrita para que cada intérprete pueda tener la música tal como el autor la concibió”.

La funcionaria considera que “la obra de Gustavo Leguizamón es la obra de uno de los principales artistas de la música argentina, porque no representa solamente al folclore. Es un músico que se nutrió de las músicas del mundo sin perder jamás su conexión con el entorno, con su Salta, con sus aromas, con sus sabores, con su tierra. Y fue un músico que instó a otros músicos a abrir su mente y su escucha hacia las músicas de otros autores latinoamericanos o europeos. La vida de Leguizamón fue un hecho cultural en sí mismo, así como desde el Instituto también consideramos que lo fue la vida de Spinetta. Gente profundamente conectada con las culturas de nuestro país”.

En marzo de 2018, el INAMU cumplirá cuatro años. Se trata de un lugar que aún se abre caminos y tiene mucho por recorrer a pesar de los logros obtenidos, como talleres, derechos, subsidios y descuentos para músicos de todo el país. También hay más cancioneros pensados para el futuro.

“El Instituto Nacional de la Música, a pesar de tener tan poquito tiempo de vida, está lleno de sueños. Por supuesto que tenemos pensados otros libros que no son otra cosa que abrir la puerta para que artistas argentinos o latinoamericanos puedan entrar a las escuelas y sean parte de la enseñanza”, finaliza Mel Gowland.