En la sesión ordinaria del miércoles, los ediles capitalinos aprobaron un proyecto que solicita que los trabajadores municipales tengan la libertad de elegir la obra social a la que contratan. El autor de la iniciativa es el concejal Alberto Castillo del PRO.

Florencia Farfán 

Durante la tarde del miércoles 11 se llevó a cabo una nueva sesión ordinaria en el recinto del Concejo Deliberante de la ciudad de Salta, la misma fue presidida por el vicepresidente primero del cuerpo legislativo, David Leiva, ya que Matías Cánepa se encontraba a cargo del Ejecutivo Municipal de forma interina.

En el encuentro se aprobaron un total de diecinueve proyectos con dictámenes de comisión, un proyecto sobre tablas y dos solicitudes de informe. También regresaron a comisión dos iniciativas que serán analizadas.

Entre los temas sancionados se encuentra la iniciativa elaborada por Alberto Castillo (PRO) que busca permitirles a trabajadores municipales elegir la obra social que encuentren conveniente. De esta manera, dispusieron elaborar un proyecto de resolución para obtener mayor información sobre el tema y dar continuidad a su análisis. 

La iniciativa solicita a la Procuración General de la Ciudad que se expida respecto al tema mediante un informe.

Libertad de elección 

Sobre los motivos que lo llevaron a presentar el proyecto, en diálogo con Cuarto Poder, Alberto Castillo, concejal por el PRO, aclaró: “Surge por el reclamo de los propios empleados. Desde el municipio nos comentan que el IPSS no les cubre lo que necesitan”. 

A lo que sumó: “En ocasiones, compran la orden y cuando van al médico les exigen el pago de un plus o se ven perjudicados porque ciertas patologías no son cubiertas. En el interior la situación es más complicada”.

Además, se mostró positivo con el avance de la propuesta dadas las respuestas que obtuvo de los demás miembros del Concejo: “Hay consenso entre concejales, coincidimos en que el empleado debe tener la posibilidad de elegir. Buscamos tener un respaldo jurídico”.

Según precisó el edil, la ley provincial 7.427 que establece que los empleados de entidades dependientes del estado tengan automáticamente la cobertura de salud del IPSS vulnera la autonomía del trabajador y pasa por alto lo establecido en leyes nacionales. “Pretendemos que se respeten las leyes nacionales 23.600 y 23.601, que manifiestan que los aportes de la salud les pertenecen a los empleados y que sean ellos mismos los que elijan a qué obra social contratan haciendo uso de su libertad de elección”, explicó.

También destacan que es necesario que el estado municipal recobre autonomía y que, del mismo modo, a cada empleado se le permita elegir quedarse con esta obra social o pagar por el servicio de otra, que estiman podría ser sindical.

Habla el IPSS

El Instituto Provincial de Salud de Salta, actualmente, tiene más de doscientos setenta mil afiliados. Fue creado en 2001 por ley Provincial 7.127, en la que se estipula la afiliación automática de quienes trabajen en la administración pública provincial. Por lo que, si la iniciativa debatida por los y las concejales prospera, la obra social se vería perjudicada en cuanto a la disminución en el número de afiliados municipales.

Al ser consultado sobre esta posibilidad, Martín Baccaro, presidente del instituto, expresó que estuvo leyendo sobre el debate y las funciones que comprende el proyecto, pero que aún no tuvo acceso a la resolución. “Para hacer esto deberían hacer una obra social que tiene que estar adherida a la súper intendencia. Conozco algunos casos similares que se dan en otras provincias”, explicó.

En cuanto a la misión del organismo aseguró que busca brindar el mejor servicio posible y contemplar las realidades económicas. “El IPSS responde a una organización solidaria, y haciendo números creo que el afiliado terminaría pagando más en cualquier otro sistema de obra social, sería mayor el aporte”.

Y agregó: “Nosotros adheridos a una idea solidaria, buscamos la equidad, pensamos en aquel empleado que tiene bajos aportes. En otros planes no se contemplan”.

Además, se refirió a los reclamos por parte de los usuarios y aseguró que están comprometidos a mejorar. “Estamos trabajando para brindar mejores servicios a los afiliados”, subrayó.

“Siempre intentamos mermar el cobro de plus, por eso creamos un centro de atención propio en el que los médicos sólo pertenecen al padrón A, por lo que no cobran plus. Estamos teniendo una gran convocatoria y buenos resultados”, relató Baccaro.

Por último, el titular del IPSS aclaró que se puede llevar a cabo una discusión sobre las consecuencias que todo esto tendría pero que su rol es cumplir la normativa. “La creación de una obra social, creo, le quitaría poder al Instituto, pero también a este grupo de empleados. Mi idea es que serían perjudicados. Pero, si consideran que la hay que modificar la ley, no puedo hacer nada. Estoy para cumplirla”.

Otros temas

En la última sesión también se debatió sobre un proyecto presentado por Claudia Serrano (FCPV), con el que solicita declarar la Emergencia Sanitaria en la ciudad de Salta ante la falta de provisión del servicio de agua por parte de la empresa Aguas del Norte. 

Por otro lado, se abordó el proyecto de declaración elaborado por los concejales miembros de la Comisión de Obras Públicas y Urbanismo, que consideraba positivo que el Poder Ejecutivo Provincial, a través de Vialidad de la Provincia, informe al cuerpo deliberativo el estado de la obra y ejecución que se lleva adelante sobre Ruta Provincial N° 26.

Mónica Torfe (UCPS) presentó dos iniciativas: la primera requiere al DEM (Departamento Ejecutivo Municipal), a través de la subsecretaria de Cultura y en el marco de las políticas públicas vigentes, tener funciones de cine en idioma español subtitulado y cuentos en lenguaje de señas para niños sordos e hipoacúsicos; la segunda solicita acciones vinculadas a la promoción de la salud a fin de optimizar la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles.

Por su parte, Santiago Alurralde (SST), solicitó que se dé tratamiento al proyecto que solicita al DEM que supervise, controle y mejore los aparatos de gimnasia, ubicados tanto en la cima del cerro San Bernardo como en el acceso vehicular del mismo.

Además, se examinaron los pedidos de obras y trabajos para barrios de nuestra ciudad elaborados por ediles de diferentes bancadas, dando respuesta a requerimientos presentados por vecinos.