Se cumple un nuevo aniversario del asesinato de José Luis Cabezas. La hermana del fotógrafo aseguró que se encontró con el asesino a la vuelta de su casa.

Corrientes y Paso. Gladys Cabezas está sentada en el asiento del acompañante mientras su marido maneja. Es temprano y van a hacer un trámite a la Anses. Entonces la ve. La campera marrón clarito con cierre más oscuro. “Ay, yo esa campera la conozco”, piensa. “Prellezo”, dice.

Se refiere a Gustavo Prellezo, el excomisario de la bonaerense que en enero de 1997, por orden del poderoso empresario Alfredo Yabrán, le disparó dos veces en la cabeza a José Luis Cabezas, reportero gráfico de la revista Noticias, el hermano de Gladys.

“Hicimos dos cuadras y yo me quería bajar, pero mi marido no me dejó. ‘Vos estás loca, no te bajás’, me dijo. Y no me dejó. Hoy yo digo que el que no me dejó bajar fue mi hermano. Porque si yo me bajaba y me ponía a pelear con Prellezo. hubiera sido un desastre. Fue mi hermano el que me dijo ‘no te bajes'”.

Condenado a reclusión perpetua, Prellezo fue beneficiado el año pasado -cuando se cumplían 20 años del crimen- con la libertad condicional por orden de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores. Fue uno de los 8 condenados por el crimen de Cabezas que salieron en libertad antes de cumplir sus condenas, a través de diferentes recursos legales. El último que quedaba preso, Aníbal Luna, salió en noviembre del año pasado.

Hoy se cumplen 21 años y Gladys Cabezas está en Pinamar para una nueva ceremonia de homenaje. No teme volver a encontrarse con Prellezo, ni con los otros policías bonaerenses que participaron en el crimen y fueron liberados: Aníbal Luna y Alberto Gómez (titular de la comisaría de Pinamar); los integrantes de la banda ‘Los Horneros’, Horacio Braga, José Luis Auge y Sergio González; y Gregorio Ríos (el jefe de seguridad de Yabrán). No menciona al policía Sergio Cammarata, ni al “hornero” Héctor Retana, ni a Yabrán, porque fallecieron.

Fuente: La Nación