El gobierno provincial impulsa dejar de lado el voto electrónico, que había sido utilizado como ejemplo para la campaña nacional de Juan Manuel Urtubey.

Cada vez que hay elecciones, los políticos juegan un extraño ajedrez, donde la única regla es que no hay regla.
Después de haberse pasado años usando el voto electrónico como bandera política, ahora el Gobierno de Salta analiza que en las elecciones se utilice un sistema único de votación: volvería el voto papel.
El argumento es que se eligen tantas categorías nacionales y provinciales, que conviene usar un solo sistema de votación.
El secretario de Gobierno, Santiago Godoy, fue el primero en confirmar esta estrategia. “Se analiza que las próximas elecciones no se realicen de manera concurrente, es decir que no se utilicen los dos sistemas de votación”, informó el funcionario.
Dicen, ahora, que es más caro el voto electrónico y hay que ahorrar.

Cuál es la jugada real: el gobierno provincial quiere pegar la figura del intendente Gustavo Sáenz a la del presidente Mauricio Macri, que en este momento es salvavidas de plomo.
Por eso ayer, Sáenz aprovechó su programa de radio para criticar esta propuesta. Lo hizo con particular furia.
“En un año electoral y a pocos meses de las elecciones los vivos de siempre quieren cambiar las reglas del juego, eso es de oportunistas”, dijo y agregó que quienes lo buscan “no han logrado nunca tener entidad ni peso propio ya que se cuelgan de la pollera de alguien o del saco de alguien”.

Remarcó que hoy la “ley establece que hay un sistema electoral del cual el propio gobernador fue un promotor en todo el país y es el voto electrónico, pretender cambiarlo es manipular las leyes y aplicar las mayorías para hacer cosas que no deben”.
“Estoy seguro que el Gobernador no lo va a permitir porque fue el precursor de este sistema y si tiene la posibilidad de ser presidente va a pelear por el mismo”, enfatizó Sáenz y añadió que si quieren discutir la ley electoral se lo hará el año que viene como también se discutirá una reforma constitucional.
En este ajedrez Urtubey parece dispuesto a sacrificar su caballito de batalla, para lograr restarle votos a Sáenz. Veremos quién logra dar el jaque mate primero.