El Patón Edgardo Bauza  fue el elegido en un desprolijo proceso de elección del sucesor de Gerardo Martino. El próximo compromiso del equipo nacional es el 1° de septiembre contra Uruguay, por Eliminatorias. 

Es un hecho: Edgardo Bauza se convertirá en el nuevo director técnico de la Selección argentina, en el cierre de un proceso de elección del sucesor de Gerardo Martino encarado por la conducción interina de la AFA que se había tornado desprolijo por la gran cantidad de nombres que se manejaron en los últimos días.

En la consideración del presidente de la Comisión Normalizadora de la AFA, Armando Pérez, Bauza llegó al final de un camino con sólo dos competidores, Ramón Díaz y Miguel Angel Russo, aunque el entrenador del San Pablo brasileño habría terminado imponiéndose por haber contado con mayor consenso entre los dirigentes consultados por el nuevo titular del fútbol argentino.

La primer voz oficial en confirmar la elección de Bauza fue la de Matías Lammens. En su cuenta de Twitter, el presidente de San Lorenzo expresó su alegría por el nuevo cargo del DT que llevó a San Lorenzo a conquistar la Copa Libertadores.

Bauza llegaría acompañado por sus colaboradores habituales: José Di Leo como ayudante de campo y Bruno Militano como preparador físico. Ninguno de los tres tendría problemas en rescindir el contrato que los vincula con San Pablo.

Pero también trascendió que Jorge Burruchaga podría sumarse al cuerpo técnico de Bauza, mientras que Oscar Ruggeri también tendría participación alrededor de la Selección.

La primera tarea del nuevo entrenador nacional será confeccionar la lista de convocados para la reanudación de las Eliminatorias sudamericanas, de cara al Mundial de Rusia 2018. Esa primera nómina deberá ser entregada el lunes 15 de agosto de cara a los partidos que se disputarán el 1° de septiembre en Mendoza contra Uruguay, y cinco días más tarde en Mérida contra Venezuela.

A priori sin Lionel Messi, quien renunció a la Selección después de haber perdido la final de la Copa América Centenario en Estados Unidos contra Chile, Argentina marcha tercera en la clasificación de las Eliminatorias, con 11 puntos, dos menos que los líderes Uruguay y Ecuador, y sólo uno por encima del cuarto y quinto, Chile y Colombia, respectivamente.

Los cuatro primeros de las Eliminatorias se clasificarán a la Copa del Mundo, mientras que el quinto deberá jugarse el pasaje a Rusia 2018 en un repechaje contra el ganador de la zona de Oceanía.

La Selección tiene seis partidos por disputar antes de fin de año: los ya mencionados contra Uruguay y Venezuela en septiembre; visitante de Perú y de local contra Paraguay en octubre; y en noviembre frente a Brasil (en Belo Horizonte) y contra Colombia (sería en San Juan).

Precisamente ver la posibilidad de contar con Messi será una de las misiones más complejas que deberá afrontar el nuevo técnico, dada la importancia en el equipo de quien fuera el capitán de la Selección hasta su alejamiento.

Bauza había sido el primer técnico entrevistado por Pérez, apenas un día después de que asumiera la conducción de la AFA: fue el viernes 22 de julio, en un viaje relámpago que realizó desde Brasil para estar en Buenos Aires sólo por algunas horas.

El día siguiente fue el turno de la entrevista con Russo, también en el domicilio de Pérez, mientras que la semana pasada se dio el tercer encuentro cara a cara con un candidato, Ramón Díaz.

Sin embargo, en los días posteriores empezó una singular ronda de nombres surgidos desde la propia dirigencia, con técnicos que eran los grandes candidatos pero que fueron siendo descartados a medida que declinaban de la posibilidad; así sucedió con Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli, con quienes Pérez se comunicó telefónicamente, y con Diego Simeone y Mauricio Pochettino, quienes en declaraciones públicas dijeron que no era éste su momento para asumir la conducción del equipo nacional.

También Marcelo Gallardo se bajó de la candidatura e incluso fue muy crítico del rol dirigencial en la búsqueda del sucesor de Martino: “Me da vergüenza todo lo que está pasando en torno a la elección del DT de la Selección. Parece que hay oportunidades para todos los DT de la Argentina. No tengo referencias para hablar del tema Selección, pienso en el domingo, que arrancamos la competencia”, reflexionó el técnico de River.

Había sido tal el desconcierto dirigencial de las últimas horas que Pérez se reunió con RIcardo Caruso Lombardi, quien se auto postuló apenas se supo del alejamiento de Martino. Trascendió, en tal sentido, que Caruso podría ser el entrenador de una Selección sólo formada por futbolistas del ámbito local.

Apenas se supo de la renuncia de Martino, Bauza declaró públicamente su predisposición para hacerse cargo de la Selección en un momento crítico como el actual. “No le tengo miedo al barro porque me crié en el barro”, había dicho antes de jugar las semifinales de la Copa Libertadores contra Atlético Nacional de Medellín, que terminó eliminando al equipo paulista y luego consagrándose campeón.

Precisamente los laureles conseguidos en la Libertadores le darían a Bauza más opciones que los otros dos candidatos que llegaron hasta el final de la compulsa: el Patón se coronó en 2008 con Liga Deportiva Universitaria de Quito y en 2014 con San Lorenzo.

Con 58 años, al entrenador nacido el 26 de enero de 1958 en Granadero Baigorria, que empezó su carrera como técnico en Rosario Central en 1998 (después de haber pasado por las Inferiores del mismo club), le llega la oportunidad más grande de su ya laureada trayectoria.

Pragmático, muchas veces tildado de defensivo pero sumamente efectivo, Bauza es el actual técnico de San Pablo, club al que llegó en diciembre del año pasado, después de haberse alejado de San Lorenzo.

En el torneo paulista, fue eliminado en cuartos de final por el modesto Gremio Osasco Audax, luego finalista (cayó en la definición contra Santos). Y en el Brasileirao, el campeonato nacional, marcha décimo (sobre 20 equipos) con 23 puntos, diez menos que el líder Corinthians.

Tiene tres argentinos en el plantel:  Ricardo Centurión, volante que es pretendido por Boca y que ya estaba en el club cuando arribó a fines de 2015; y los recientemente incorporados Andrés Chávez (ex Boca) y Julio Buffarini, a quien el Patón conoce de su paso por San Lorenzo.

Fuente: Clarín