El ex gobernador Daniel Scioli iba a ser el invitado de Macri a Davos. Tras la fuga de los hermano Lanata y Víctor Schillaci las cosas se enfriaron y Scioli no irá a Davos para evitar una foto conjunta en este momento.

Fue la invitación más anunciada que nunca avanzó. En medio de la crisis por la triple fuga de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci del penal bonaerense de General Alvear, Mauricio Macri prefirió alejarse de Daniel Scioli, a quien dejó fuera de su viaje a Davos. Su lugar lo ocupará Sergio Massa.

La historia del ex gobernador bonaerense sumándose a la comitiva macrista nació pocos días después de que el Presidente asumió en la Casa Rosada. Macri convocó a Scioli a una reunión y, en conferencia de prensa, el ex candidato presidencial del Frente para la Victoria (FPV) había anunciado que se sumaría a las delegaciones oficiales. Como el primer vuelo en agenda era Davos, un foro empresarial en el que Scioli encajaba, cuadraba para que fuera su primera salida como acompañante.

Pero con los cruces sobre las responsabilidades en la fuga de los condenados por el triple crimen de la efedrina, el Gobierno dejó de pensar en el ex gobernador bonaerense para subirlo al avión.

Ayer, una alta fuente del gabinete nacional sugirió que la decisión de “desinvitar” a Scioli estaba relacionada con la fuga. El gobierno de María Eugenia Vidal denunció complicidad política en el penal donde estaban detenidos los tres fugados. “Macri no quiso la foto con Scioli”, avanzó un integrante del círculo presidencial.

Cerca del ex candidato aclararon que nunca les llegó formalmente la invitación, pero no quisieron entrar en polémica. Lo cierto es que la decisión de sacarlo del primer viaje de envergadura política sorprendió al sciolismo.

Lejos de la mirada que ayer ensayó la Casa Rosada, Scioli cree que los motivos de Macri no estuvieron relacionados con la fuga, sino con sus declaraciones públicas, que se centraron en críticas a la devaluación del peso.

Desde aquella reunión, en los primeros días de diciembre, Scioli y Macri no volvieron a hablar. “Seguirá defendiendo lo que hizo en la campaña”, contó un allegado al gobernador ante la sorpresiva decisión del Presidente de dejarlo afuera.

En Balcarce 50 creen que no tiene costo no sumar a Scioli, sin representantes propios en el Congreso. Prefieren a Massa, de quien dependen para la sanción de leyes en la Cámara de Diputados.

Fuente: La Nación