Los gobernadores peronistas cierran filas para acotar el margen de Cristina. El objetivo inmediato es limitarle su rol interno para después de octubre. Medios nacionales ya mencionan a Urtubey como potencial conductor de una Liga de Gobernadores.

La mayoría de los gobernadores peronistas coinciden en que el proyecto político de la ex presidenta está terminado y que más allá de los resultados de las PASO la “liga” de gobernadores es la alternativa de reorganización del peronismo.

Hasta el cordobés Juan Schiaretti quien fue uno de los derrotados del domingo, aseguró al diario La Nación que la elección confirmó que la ex presidenta “no tiene chances de volver a conducir el país”.

En ese marco, gana volumen político el salteño Urtubey. Según el mismo medio nacional a la luz de las PASO el salteño podría ser uno de los que dispute el liderazgo de la liga de gobernadores y es el propio Urtubey quien más insiste en que no hay más espacio para la ex mandataria y entiende que los votantes quisieron dar vuelta la página.

“El planteo generalizado es que Cristina Kirchner quedó “circunscripta” a Buenos Aires, lo que -según sus interpretaciones- tiene dos aristas. Por un lado, les permite a ellos seguir construyendo una alternativa como interlocutores de la Casa Rosada y, por el otro, determinaría un cambio de estrategia de Cambiemos, que no podría seguir polarizando en la próxima campaña presidencial”, precisa el diario.