Luego de una prolongada sesión ayer y después de un cuarto intermedio, los concejales de El Bordo deberán hoy dar el dictamen para remover a Chicho Mazzone o intervenir el municipio. La justicia confirmó que había tres menores en las polémicas fotos. Algunos vecinos y empleados municipales salieron a bancarlo.

Hoy a las 17 empezará la sesión para ver qué harán con el intendente de El Bordo, Juan Rosario “Chicho” Mazzone. Ayer al grito de “No se va, Chicho no se va”, varios vecinos y empleados municipales, salieron a apoyarlo.
El dictamen de los legisladores aplazado hasta hoy determinará la remoción del jefe comunal o la intervención del municipio.
En tanto la investigación judicial por “supuesta corrupción de menores” que avanza en la fiscalía penal de General Gemes, a cargo de Ramiro Ramos Ossorio, arrojó que tres de las jovencitas que estuvieron en el polémico “festejo de los remiseros de El Bordo”, eran menores de edad el día de la fiesta en La Ramada, la casa del intendente.
El concejal Ricardo Herrera mencionó al diario El Tribuno que se discuten dos posturas: la remoción o la intervención del municipio y que se descartó la suspensión. Además negó que la postergación del dictamen responda a una bajada de línea del Gobierno provincial. “En absoluto hubo bajada de línea. Nosotros no hablamos con nadie del Gobierno. La demora es porque queremos que el dictamen salga con el consenso de todos los concejales y con el asesoramiento legal que corresponde para no cometer equivocaciones que podrían perjudicar el dictamen.