Advierten que la provincia tiene pendientes un par de juicios ante el CIADI, el tribunal que acaba de condenar al país a pagar más de 380 millones de dólares por la expropiación de Aguas Argentinas.

 
La Argentina deberá pagar una multa de 384 millones de dólares por la rescisión del contrato con Aguas Argentinas. Así lo dispuso un fallo del Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial.
 
“Allí se tramitaba una demanda iniciada por la compañía francesa Suez, accionista de la empresa Aguas Argentinas, que tenía a su cargo el servicio de agua y tratamiento de desechos en la Ciudad de Buenos Aires desde su privatización, en 1993” recordó FM Profesional y, además, advirtió que “el fallo del tribunal internacional enciende las alarmas en el Centro Cívico de Grand Bourg”.
 
Ocurre que, según consignó la estación radial, “por decreto en mayo de 2015, el gobernador Juan Manuel Urtubey decidió rescindir unilateralmente el contrato de concesión y creó la Compañía de Aguas y Saneamiento (Cosaysa o más conocida como Aguas del Norte)”. “Sin embargo, Juan Carlos Relats, accionista mayoritario de la empresa que perdió el contrato entendió que no se cumplimentaron los pasos administrativos previos y emprendió una demanda en el CIADI” amplió y añadió que otra de las empresas que también resultó afectada por el gobierno salteño fue Casinos Austria.
 
“Propietaria de ENJASA y concesionaria del juego hasta agosto de 2013, demandó al país y a la provincia ante el CIADI por 150 millones de dólares” sintetizó la emisora radial y recordó que “tenía contrato hasta 2030, pero el gobernador Juan Manuel Urtubey le rescindió el contrato por presunto lavado de dinero”.