Qué requisitos pidió el juez Lleral para la audiencia donde se conocería la causa de la muerte de Santiago Maldonado. “Esa audiencia debe ser el comienzo de la investigación”, remarcó la familia.

A menos de 10 días de que se conozcan los resultados complementarios de la autopsia al cuerpo de Santiago Maldonado, y que deberían dilucidar cómo, cuándo, dónde y por qué murió el joven de 28 años, el juez de la causa, Guillermo Gustavo Lleral, envió en la mañana de este miércoles a las partes que integran el expediente una cédula donde planteó una serie de requisitos para poder ingresar a la audiencia.

Según estableció el magistrado, a la junta médica de peritos del 24 de noviembre no se podrá ingresar con teléfonos celulares, para evitar la filtración de datos, imágenes o audios, una situación que este caso ya padeció el 17 de octubre cuando apareció el cuerpo de la víctima en el río Chubut. Lleral también pidió a la Oficina de Medios Audiovisuales de la Morgue Judicial de la Corte Suprema que toda la audiencia sea filmada y registrada con audio.

Además, convocó a padres y hermanos de Santiago para que, tras esa reunión, se les puedan comunicar los resultados de los análisis. La familia, en tanto, respondió que “la audiencia fijada para el día 24 de noviembre debe ser el comienzo de la investigación y no el final”.

Con fecha del 15 de noviembre, Lleral -que continuará otros 40 días con dedicación exclusiva en la causa, según determinó la Cámara de Comodoro Rivadavia- también le mandó una cédula similar a Fernando Trezza, director de la Morgue Judicial, en la que le comunica su decisión: “En relación a la audiencia fijada para el día 24 de noviembre del corriente año, se ha dispuesto que dicho acto sea filmado con audio a través de una cámara de video, como también se registren fotografías del mismo, por intermedio de la Oficina de Medios Audiovisuales de esa Morgue Judicial. Asimismo, se ha dispuesto la prohibición del ingreso de teléfonos celulares de los asistentes a la sala en donde se llevará a cabo la Junta Médica de Peritos, quedando dichos equipos de telefonía móvil resguardados hasta la finalización de la misma”.

El juez convocó a Stella Pelozo, Aníbal, Sergio y Germán Maldonado -madre, padre y hermanos de Santiago- para que “una vez finalizada la audiencia mencionada, se proceda a informar a los nombrados de los resultados de la pericia”.

Días atrás, Lleral había negado a la familia Maldonado el pedido de incorporar a la investigación a un “Grupo de Expertos Independientes” del Poder Ejecutivo nacional, tras sostener que el Poder Judicial ya lo es. Sin embargo Sergio Maldonado y su abogada Verónica Heredia presentaron el martes 14 una apelación a la Cámara de Federal de Comodoro Rivadavia para reiterar este requerimiento.

“La audiencia fijada para el día 24 de noviembre debe ser el comienzo de la investigación y no el final. A partir de allí, un equipo independiente, estable y multidisciplinario debería recorrer de modo exhaustivo el lugar de los hechos y hallazgo del cuerpo, interrogar a distintas personas claves para probar qué ocurrió –que todavía no declararon en la causa-, recoger los restos de la fogata que realizaron los gendarmes el 1 de agosto de 2017, disponer pericias que surjan de esas investigaciones (planimetrías detalladas de cada declaración prestada para destacar concordancias, diferencias y complementariedad entre los relatos y otros hallazgos ya realizados y los aún pendientes), entre otras medidas por cumplir”, remarcaron los familiares de Santiago.

Además, reiteraron que el Poder Ejecutivo “proyectó su influencia sobre la investigación” y explicaron que, por eso le piden a Lleral que designe un grupo de expertos independientes para colaborar con las pericias.

La Fiscalía Federal de Esquel determinó que un médico de la Policía Federal Argentina que participó del procedimiento para sacar el cuerpo de Santiago Maldonado del río Chubut habría sido el responsable de la filtración de fotografías del cadáver del joven tatuador.

Según un comunicado difundido por el Ministerio Público Fiscal, la fiscalía -tras una investigación- reunió “elementos que permitirían acreditar que el responsable de la filtración sería el médico de la Policía Federal Argentina Werther Augusto Aguiar, quien participó del procedimiento de recuperación del cuerpo del río Chubut y su resguardo en la morgue de la ciudad de Esquel”.

Una vez que se concluya el peritaje, el Ministerio Público Fiscal realizará una imputación formal contra el médico de la PFA. Las autoridades de la fiscalía informaron que “se recuperaron las fotografías tomadas por las otras tres personas que tenían autorización para hacerlo y ninguna de ellas se corresponde con las que se viralizaron por las redes sociales”.

En función de la investigación, se secuestró el celular del sospechoso y se ordenó realizar un peritaje para establecer “si existen o existieron” en el aparato las fotos extraídas del cadáver de Maldonado así como “si fueron borradas, si fueron enviadas por alguna aplicación, mensajes de texto o correo electrónico; y, en caso afirmativo, que se extraiga toda la conversación del día en que fueron enviadas y los tres días posteriores”.

Además, el Ministerio Público Fiscal aclaró que tomó declaraciones testimoniales y consiguió fotos y videos que ubican al imputado tomando estas fotografías. En el comunicado se explicó que la investigación busca ahora “determinar la responsabilidad que le cabe al imputado” en virtud de los artículos del Código Penal que “sancionan a quien teniendo noticia, por razón de su estado, oficio, empleo, profesión o arte, de un secreto cuya divulgación pueda causar daño, lo revelare sin justa causa”.

Fuente: Infobae