Jorge Chavarría, representante de la empresa Tacuar, aseguró que el intendente de Orán y el secretario de Gobierno de la municipalidad logran un negocio millonario al manipular los semáforos de la ciudad para fingir su reparación o recambio.

Una grave denuncia cae sobre el intendente de Orán, Marcelo Lara Gros, y al secretario de Gobierno de esa ciudad, Javier Tartalo. Se los acusa de manipular los semáforos para realizar un negocio millonario.
La denuncia la realizó Jorge Chavarría, representante de la empresa Tacuar, dedicada a la instalación de semáforos y sistemas lumínicos “Es la única ciudad en el país donde se tuvieron que hacer llaves electrónicas nueva y exclusivas, porque permanentemente eran adulteradas o se rompían”, aseguró.
En Radio Cadena NOA, Chavarría expresó que ha interpuesto una denuncia penal contra el intendente Lara Gros por la malversación de medio millón de pesos sobre una obra de iluminación que esta misma empresa gano, realizó y no le pagaron.
Para el denunciante, todo comenzó cuando se negó a facturar por algo que no recambió o que funcionaba bien. A partir de allí funcionarios buscan bloquearlo como proveedor. Chavarría aseguró que comenzó a ser objeto de una serie de hostigamientos que consisten en no pagar obras realizadas y frenar sus ingresos a nuevas licitaciones.
El fraude que denuncia Chavarría consistiría en apagar los semáforos, fingir una descompostura y a partir de allí cambiarlos con un proceso licitatorio para la compra de supuestos nuevos equipos, cuando en realidad van a funcionar los mismo. También una supuesta reparación de alto costo pero que solo se arregla encendiendo el equipo.
“Nuestra empresa acaba de poner los semáforos inteligentes en la zona del Hospital del Milagro en Salta, que escanea el transito vehicular y peatonal para abrir el paso. Somos los únicos con esta tecnología y nos quieren hacer creer que los equipos andan mal. N tenemos reclamos en ninguna parte del país. Esto pasa solo en Orán”, declaró el empresario.