Su nombre no figuraba en la lista de músicos programados para esa noche, pero finalmente dejó su huella en el festival de folcklore, para la eternidad.

Si bien el nombre de Mercedes Sosa no figuraba en la lista de músicos programados para esa noche del 31 de enero de 1965, finalmente fue invitada a último momento y dejó su huella en el Festival de Folcklore de Cosquín. Al cumplirse 54 años de ese suceso que marcó la carrera de la fallecida cantautora (2009), Google le hizo un homenaje mostrándola en su popular doodle, la imagen con movimiento arriba de la barra del buscador.

La invitación llegó de parte de Jorge Cafrune, quien mantuvo una posición estoica cuando los organizadores querían rechazarla por la militancia de La Negra en el Partido Comunista, y la presentó de la siguiente manera: “Yo me voy a atrever, porque es un atrevimiento lo que voy a hacer ahora, y me voy a recibir un tirón de orejas por la Comisión, pero que le vamos a hacer —siempre he sido así, galopeador contra el viento—. Les voy a ofrecer el canto de una mujer purísima, que no ha tenido oportunidad de darlo y que como les digo, aunque se arme bronca, les voy a dejar con ustedes a una tucumana: Mercedes Sosa”.

En su primera presentación, la cantante interpretó Canción del derrumbe indio, de Fernando Figueredo Iramain, que integraría a su repertorio oficial en 1966, en pleno crecimiento del Movimiento del Nuevo Cancionero. La artista se consagró en ese escenario y luego traspasó las fronteras: en 1967 realizó su primera gira por los Estados Unidos y Europa; al año siguiente grabó un nuevo disco y dos años después un tercero (El grito de la tierra) que incluyó Canción con todos, considerado como un himno latinoamericano.

Sosa era de familia peronista y activa apoyando las causas sociales. En los 60 se afilió al Partido Comunista y fue militante de izquierda toda su vida. Por ello, el golpe de Estado de 1976 la incluyó en la lista negra y sus discos fueron prohibidos. Pese a eso, en 1982, poco antes de la Guerra de Malvinas regresó a Argentina y ofreció una serie de conciertos en el Teatro Ópera donde junto a exponentes del pop, tango y rock se manifestó contra la dictadura logrando un evento cultural sin precedentes.

En 1997 subió a Charly García al mítico escenario de Cosquín en un show histórico donde interpretaron incomparables versiones de Rezo por vos y del “Himno Nacional Argentino”, generando un sinfín de criticas, por lo que no volvió a pisar ese escenario. En 2003 fue convocada por Martha Argerich para que la acompañara en el Teatro Colón. En 2008 grabó Cantora, su último trabajo de disco doble con 34 canciones, grabada junto a destacados cantantes iberoamericanos.