Foto: FM Profesional.

La mujer embarazada que fue despedida del municipio de San Lorenzo y que rechazó firmar la reincorporación el viernes pasado, se volvió a encadenar esta vez con un 20% de trabajadores afiliados a ATE adheridos al reclamo.

La trabajadora embarazada que había sido despedida del municipio de San Lorenzo y que se negó a firmar la reincorporación el viernes pasado, volvió a encadenarse pero, esta vez, con un 20 % de trabajadores afiliados a ATE apoyando la protesta.

Jorge Gonza, delegado de ATE, dijo por FM profesional que la reincorporación no fue firmada porque se trataba de un pedido informal, sin ninguna garantía laboral, en la que no medió el Ministerio de Trabajo.

La medida de fuerza no afecta demasiado el funcionamiento del Municipio en general, y se mantendrá firme hasta que la reincorporación de la trabajadora sea con todas las garantías que corresponden.