El papa Francisco expresó su amor “grande e intenso” por la Argentina y pidió “perdón” a “los que puedan sentirse ofendidos” por algunos de sus gestos, en una carta dirigida a los argentinos, enviada al presidente del Episcopado, Oscar Ojea, en la que también hace referencia a la “defensa de la vida”.

El texto, que se conoció de manera sorpresiva esta mañana, llegó especialmente en respuesta a los saludos que recibió con motivo del quinto aniversario de su pontificado que se cumplió el 13 de marzo; en particular una carta que firmaron tanto dirigentes del oficialismo como de la oposición.

“A las argentinas y argentinos que me expresaron su cercanía en el quinto aniversario de mi elección, quiero hacerles llegar mi afecto y gratitud”, comienza la carta de una carilla enviada a Ojea, a la que tuvo acceso Télam.

“Me conmueve descubrir que, además del respetuoso saludo de las autoridades, en esta carta se hayan unido personas de diferentes procedencias religiosas, políticas e ideológicas. Así se confirma que no es imposible encontrar razones para encontrarse y que la unidad es superior al conflicto”, aseguró.

Francisco se refirió de esta manera a la carta que -motorizada por Juan Grabois- firmaron esta semana tanto opositores como oficialistas en apoyo al papa Francisco, y que suscribieron María Eugenia Vidal, Eugenio Zaffaroni Gabriela Michetti, Esteban Bullrich, Sergio Massa, Felipe Solá, Wado de Pedro, Hugo Yasky, Roberto Baradel y Pablo Moyano, entre muchos otros dirigentes políticos, sindicales y sociales.