Su designación como ministro de Turismo y Cultura de Jujuy, realizada por el propio gobernador Gerardo Morales, tiene tintes de rareza: No se cumplió la requisitoria de dos años de estadía en esa provincia y el lugar donde supuestamente vivía el actual ministro, es un edificio en construcción. “Son chicanas políticas”, aseguró Federico Posadas a la prensa jujeña.
Sin lugar a dudas, nuestros vecinos jujeños no terminan de digerir la imposición de un foráneo con antecedentes de capacidad laboral dudosa como ministro de Turismo de esa provincia. No se trata de una rivalidad de las habituales entre Salta y Jujuy, sino de evitar honrar con ese cargo, a advenedizos con mucho marketing, pero flojos de papeles.
Una de las polémicas que dejó el trabajo legislativo en el último tramo de 2017 fue la designación del polifacético salteño Federico Posadas como ministro de Turismo y Cultura de Jujuy,  designado por el propio gobernador Gerardo Morales.
Desde la bancada del Partido Justicialista, se denunció que Morales decidió pasar por alto la requisitoria de que para cumplir una función pública el candidato, debe contar con dos años de residencia continuos en el lugar donde desempeñará el cargo. Lo cual a todas luces no es el caso del ahora funcionario saltojujeño.
En ese momento, Liliana Fellner, señaló que “Posadas no cumple con dicho requisito” y recordó que en las elecciones de octubre último, Posadas sufrió una importante derrota en la provincia de Salta, pero no en Capital, sino como candidato a convencional constituyente por el Departamento San Lorenzo.
Insisten
Pese a los esfuerzos  de Posadas por mostrar en redes sociales su viraje ideológico, que lo hizo dejar atrás la publicación de fotos acompañadas de frases como “desde la más linda” o “tan linda que enamora”, para mostrarse empecinadamente disfrutando de los carnavales jujeños, el malestar no se acalla ante la presencia del intruso. 
Es así como la diputada Alejandra Cejas, nota mediante, solicitó al gobernador radical el cumplimiento de los requisitos del nombramiento del ministro de Turismo y Cultura y recordando que el artículo 105 de la Constitución provincial, afirma que se requiere ser argentino, tener 21 años de edad y contar con dos años de residencia en la provincia inmediata. 
La legisladora acusa a Gerardo Morales de haber realizado un acto inconstitucional y que la designación de Posadas se encuentra fuera de la ley constituyéndose en un procedimiento ilegal.
En conversación con el periodista Daniel Murillo, la diputada explicó la situación: Nosotros ya teníamos la información que el licenciado Federico Posadas había sido candidato a Convencional Constituyente en octubre por la localidad de San Lorenzo, lo cual al haber sido candidato en San Lorenzo, genera una pregunta: ¿reside en Salta o reside en Jujuy? Nosotros ya sabíamos que había sido ministro en Salta, es Licenciado en Ciencias Políticas y tiene una consultora política, no en turismo. Ademas entendemos que esa consultora ha realizado muchos trabajos para el radicalismo para Gerardo Morales, que lo ha ratificado ahora en algunas declaraciones. Cuando nosotros hacemos el pedido de informe, el Gobernador no contestó, hicimos un pronto despacho la primera semana de febrero y la semana pasada contesta el Secretario de la Gobernación el hermano del Gobernador, Fredy Morales, donde nos adjunta un curriculum vitae del señor Posadas, nos adjunta la partida de nacimiento y un certificado de residencia que no se puede leer quien lo firmaba, qué autoridad policial lo ha firmado. Sobre lo cual hago dos acotaciones, en el curriculum vitae, claramente, él pone que su domicilio es en Salta. En residencia que es de hace cuatro años atrás, hace referencia a Bajo La Viña que en ese momento era un baldío. Incluso cuando esto se viraliza en redes sociales, porque hicimos una consulta con abogados del foro sobre la legalidad de la residencia sin que haya adjuntado el documento de identidad, se manda una captura del Google Earth donde se ve que hay un edificio en construcción, o sea que después acá se viralizo que se decía que el ministro era quien custodiaba el edificio en construcción”.
Y acotó Cejas: “Claramente no tiene residencia en la provincia de Jujuy, no lo ha podido acreditar, nunca he visto un curriculum o una designación provincial sin que mínimamente se adjunte una fotocopia de DNI. Hay una certificación de autenticidad que en el expediente original debe figurar el certificado de residencia y no se puede leer quien es la autoridad policial que ratifica la residencia. El edificio donde él dice residir es un edificio en construcción y hace cuatro años era una baldío, quizás compró la propiedad y es de su patrimonio, pero vivir acá, no, además fue candidato por San Lorenzo”.
Mentime que me gusta
El rechazo sobre el nombramiento de Posadas y la inconsistencia de la documentación presentada, forzó al otrora consultor político, ministro de turismo, y varias veces candidato salteño a brindar algún tipo de explicación, y así lo hizo ante el portal JujuyEsNoticia.com aludiendo las denuncias a maniobras políticas: 
“Son parte de las chicanas políticas porque hace tres años que estoy viviendo en Jujuy, yendo y viniendo desde la provincia de Salta. Y ahora instalado definitivamente en la provincia con mi familia. He demostrado legalmente mi domicilio y he venido tributando, ratificado en Rentas de la provincia. Creo que tiene que ver más con la política que con gestiones”. Posadas dijo  al portal, encontrarse vinculado tanto en Salta como en Jujuy, “con el gobernador Morales venimos trabajando desde el 2014, cada vez más intensamente, a veces desde la sombras no tenemos tanta visibilidad y ahora ya a plena luz pero desde hace muchos años estamos vinculados con Jujuy”.
Pese a la justificación, los datos aportados por el ministro no condicen con la realidad ya que en el Certificado de Residencia de agosto de 2014 y firmado por Gabriel Reynaldo Cruz, Jefe de Despacho del Ministerio de Gobierno y Justicia, se cita como dirección, la Avda. Balbín esq. Palma Rosa Carrillo de Bajo La Viña en San Salvador de Jujuy, para “demostrar” residencia en esa provincia, habiendo sido verificada por el personal policial. Pero al rastrear a la dirección señalada aparece el sitio en construcción que aún no se encuentra habitado.
En el diálogo con Murillo, la diputada Cejas fue muy clara respecto  a su posición frente a esta irregularidad: “A mi me preocupa mucho que estamos ante un incumplimiento constitucional de tener un ministro que no cumple con los requisitos, me llama la atención que haya salido a contestar que es una chicana. Primero tiene que respetar a Jujuy porque él nos es jujeño, y no es jujeño no porque no haya nacido acá o no pueda comprobar la residencia, no es jujeño porque en octubre fue candidato por Salta, representa los intereses de Salta, nuestra hermana Provincia. Pero para ser funcionario de Jujuy tiene que cumplir los requisitos de la Constitución así que nos está faltando el respeto. Si hay alguna chicana salió del mismo gobierno provincial, el secretario de Gobernación dió la información, él tiene que presentar las pruebas, que nos diga dónde voto en Octubre, que nos diga la mesa y el orden de dónde votó en Jujuy. Vamos a abocarnos a la situación legal del ministro, porque no es un tema menor, no es un tema que el Gobernador pueda decidir cumplir o no la Constitución. La denuncia se hace en sede judicial, yo me remito a las misma prueba que envía el Gobernador, es una tema que lo ratifica el mismo licenciado Posadas en su curriculum vitae”.
En Salta, para el olvido
De alejado origen radical, el salteño Federico Posadas ostenta en su currículum, haber sido “un poco de todo”, apareciendo en distintas elecciones como candidato a “algún cargo” y haciendo una especie de enroque con su hermano Matías en el partido Frente Plural, una especie de Pyme familiar y de un grupo selecto de amigos que incluía a radicales K. Desde siempre disfrutó las mieles del poder del gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, que no sólo lo benefició con importantes aportes para sus campañas electorales en desmedro de otros integrantes del Frente U, sino que pudo alternar entre distintos cargos efectivos o “creados para él”. Es así como estrena su apego por la función pública en 2.007 como presidente del Ente Regulador de los Servicios Públicos, organismo encargado de controlar, regular y fiscalizar la prestación de los servicios de energía eléctrica y agua potable en todo el territorio provincial. Llamativamente al año siguiente asumió como ministro de Turismo y Cultura ejerciendo una triste y deslucida gestión que le valió una marea de críticas por la falta de control en el Hotel Termas de Rosario de la Frontera. Ante las falencias detectadas por la Auditoría de la Provincia en una parte de su gestión, se excusó argumentando que “La administración de un hotel por parte del Estado es bastante compleja”.
Y hablando de cargos creados “a medida”, Posadas dejó el ministerio para pasar a desempeñarse como Director de la Agencia de Promoción de la provincia, y luego como Secretario de Relaciones Institucionales de la Universidad Provincial de la Administración Pública. Cabe aclarar que mientras no estuvo ocupando un cargo público, el ahora ministro de la provincia vecina, siguió ligado al gobierno provincial a través de su Consultora Política Politeia, percibiendo abultados honorarios por la realización de encuestas y estudios de mercado totalmente alejados de la realidad. De hecho, la derrota del candidato a senador Adrían Valenzuela a manos de Guillermo Durand Cornejo, fue uno de los factores sorpresa, que no pudo ser advertida por el “consultor” y fue tanto el papelón que desapareció de la escena mediática después del 22 de octubre. 
“Posadas está flojito de papeles”, esgrimen quienes pretenden que en Jujuy, Federico recoja sus bártulos y dé un paso al costado. Y precisamente uno de los argumentos que dan por tierra su “no” residencia en esa provincia, es que el pasado mes de octubre, se presentó como candidato a Convencional Constituyente por San Lorenzo, localidad de Salta. En la ocasión, el actual ministro, fue uno de los grandes perdedores de las elecciones en la provincia terminando en el octavo lugar con solo 781 votos. Como dijimos, no fue la primera vez que se presentó como candidato, en ocasión de aspirar a ser el representante salteño de la Cámara de Diputados de la Nación, sacó poco más del 3% terminando en noveno lugar.