El 21 de febrero se celebró el día internacional del guía de turismo, y el semanario Cuarto Poder lo recuerda a través de nuestro columnista más joven y envía un saludo a quienes desempeñan esta profesión en nuestra ciudad y otras partes del mundo.

Este día se celebra desde el año 1990 en conmemoración de la creación de la Federación Mundial de Guías Profesionales de Turismo, fundada el 21 de febrero de 1985. Pero todo eso es desde un punto de vista “político” de papelerío, leyes y recuerdos de firmas. Pues el guía de turismo es otra cosa, aunque siempre para todo tiene que haber una parte “tradicional” política y con papelerío y esas cosas que uno considera “tradicionales” y serias, y así como tienen que existir esas cosas también debe existir una parte humana fuera de cualquier ley, firma o documento.
Un guía es una persona que acompaña a una persona por un camino por el cual no conoce, lo cuida y le enseña dicho lugar, es por eso que este día tiene que ser bastante especial y la gente tiene que empezar a conocerlo más, porque es igual de importante que otras fechas a las que se da bastante más atención, y además me atrevo a decir sin sentido alguno: Todo el mundo sabe cuándo es el día de San Valentín, el día de la madre, del padre, del amigo, del perro, etc. Pero muy pocos saben cuándo es el día del guía turístico, sólo quienes laburan de eso o nosotros, sus familiares o amigos. Personalmente convivo muy recurrentemente con profesionales del turismo, choferes, guías, coordinadores, etc. Y tengo la certeza de contarles que son personas que verdaderamente hacen lo que les gusta, porque el sueño de muchísimos es viajar, pero la gran mayoría no cumple ese sueño o lo realiza a medias y ya sin ganas, un guía turístico sin duda es alguien que cumple ese sueño, porque se complementa al conocer gente de todo el mundo, y si bien puede o no viajar físicamente a otros países, con su gente, al conocerlos viaja espiritualmente, culturalmente, y sin duda no hay mejor viaje que ese. También al enseñarles a los turistas sobre historia, geografía, geología y un montón de disciplinas interesantes es una conexión que va más allá de nuestro entendimiento como humanos, ya que el hecho de transmitir conocimientos es algo para lo que se debe estar preparado y se debe tener cierta personalidad y seguridad a la hora de hacerlo.
En el día de la fecha (21 de febrero) le hicieron una entrevista a una guía turística en una radio local, curiosamente al final de la nota, el locutor del programa hizo un comentario bastante llamativo con respecto a lo que dijo la entrevistada: “No sabía que esto del turismo era algo tan empírico, no sabía que se estudiaba…”. En este comentario podemos ver hasta dónde es capaz de llegar la ignorancia de una persona con respecto a un tema en particular. Y entramos acá ya a otro debate un poco más profundo que es el hecho de ¿Por qué se debe estudiar con papeles, firmas y “tradicionalmente”?
Hay un estudio que es más humano… que es el hecho de comprender o intentar comprender a los demás, a su cultura, sus lenguajes, sus creencias, sus ideologías y ese tipo de cosas, eso es algo que sin duda practican a diario los guías turísticos, además de que es una profesión variada y que se encuentra en todos los rincones del mundo, porque todo el mundo está relacionado con la historia, y los guías turísticos son los encargados de que esa historia de ese pequeño lugar del mundo, empiece a crecer y no se pierda. Para cerrar, me gustaría recalcar una cosa sumamente importante, principalmente de lo que yo veo en guías locales, es una profesión riesgosa la verdad, les toca viajar a diario por rutas de vez en cuando transitadas y otras veces inhóspitas. Mi vieja es guía de turismo, su pareja es guía de turismo y muchos de sus amigos también lo son. Así como los hijos de policías viven con el miedo de pensar que un día puede pasar que su viejo no entre más por la puerta de su casa, yo también vivo con ese miedo, porque ellos arriesgan a diario su vida, en ciertos parámetros, todo por algo que aman, y que es algo que todo el mundo debería admirar y aprender: viajar, conocer gente, conocer culturas y enseñar sobre nuestras culturas. “Algún día, en pequeños lugares, personas pequeñas harán cosas pequeñas, que más tarde transformaran al mundo”.
FELIZ DIA A LOS GUIAS!

Por Joao P. Rodríguez