El abogado de las familias de los gendarmes fallecidos en el accidente de Rosario de la Frontera aseguró que el colectivo en el que viajaban no cumplía con las condiciones mínimas para poder circular.

Mauricio Arriagada, abogado de los familiares de los gendarmes fallecidos el lunes en Rosario de la Frontera, afirmó que el colectivo en el que se trasladaban “no cumplía con las condiciones mínimas por no tener las habilitaciones” para circular.

Según informó El Tribuno, el letrado agregó que “un colectivo que pertenece a la fuerza debe ser verificado por el área logística de Gendarmería”.

“Distintos indicios e información precisa dan cuenta que el colectivo no cumplía con las condiciones mínimas por no tener las habilitaciones exigidas por ley. Cualquiera puede darse cuenta que el ómnibus con el tamaño que tenía no podía circular con ese estado de neumáticos”, expresó.

“La misma autoridad de control es la Gendarmería por una situación práctica que un control policial no va a parar a un vehículo de Gendarmería que se supone que ya está controlado y vigilado para la seguridad vial”, añadió en declaraciones a radio Belgrano.

“Las figuras serían las de estrago por dolo eventual y defraudación al Estado nacional”, precisó el abogado.