En Cerrillos aparecieron pintadas y volantes vinculando a la intendente electa con la prostitución y a su hijo con el narcotráfico. La jefa comunal atribuyó la autoría de ellas al intendente saliente, Rubén Corimayo.  

Yolanda Vega, intendenta electa en Cerrillos, señaló directamente a Rubén Corimayo la aparición en las calles del municipio de unos panfletos en donde se la vincula a la prostitución y a su hijo al narcotráfico. “Este hombre arma y desarma la mafia” dijo y agregó que “responsabilizo públicamente a este señor”.

También expresó que el ex jefe comunal “está sangrando por la herida, porque son muchos millones de pesos que se llevó, nos dejó un municipio en quiebra”, denunció en el programa radial DNI. Por otro lado criticó que Corimayo está anclado en su vida, “pobre hombre, nunca trabajó en su vida, sólo pensaba en qué se iba a gastar el dinero”, expresó.

Además aseguró que hay tres millones de pesos en cheques diferidos que dejó la gestión anterior, por lo que hoy “estamos en emergencia económica”, sostuvo. La intendenta contó que en estos días el   defensor del pueblo fue a la municipalidad a reclamar un pago de 500 mil pesos y Pacheco, compañero de lista de Corimayo, a cobrar un cheque de un millón de pesos. “Quiero decirle a la gente que queremos pagar, pero ahora no podemos”, informó.