Reapareció por Salta Alfredo Olmedo y pidió la revocación de la prisión domiciliaria de Milagro Salas. Lo hizo junto al diputado provincial Carlos Zapata que encabeza la lista de candidatos a diputados nacional por el partido Salta Somos Todos.

“Salta Somos Todos es el único espacio político que se expresa fuertemente en este sentido. Tememos por la paz social. Milagro Salas debe estar presa y trabajando. Aterroriza el pueblo de Jujuy y a la Argentina. Queremos que caiga todo el peso de la ley. Los delincuentes deben estar presos” sostuvo Olmedo quien se mostraba desaparecido dela provincia y ahora retoma presencia para respaldar la candidatura de Carlos Zapata.

Fue con éste último con quien el diputado nacional realizó la presentación de “Amicus Curiae” en la Cámara de Salta con pedido de remisión a Jujuy y en el Tribunal Criminal Federal de San Salvador de Jujuy. El escrito solicita que se extienda la imputación para otros delitos que están contemplados en el Código Penal, tales como instigación, intimidación pública, rebelión y sedición; la revocación de la prisión domiciliaria y la aplicación de prisión preventiva común por violación al reglamento penitenciario y por peligrosidad procesal y social evidentes.

Para el diputado Olmedo, la organización “Tupac Amaru” liderada por Salas, es una organización si no es terrorista, al menos es sediciosa y la justicia debe considerar la situación de riesgo en que se encuentra la sociedad al permitir la prisión domiciliaria y la cercanía de ésta con los integrantes de dicho grupo.

“Nos cuesta 3 millones de pesos mantener a Salas en las condiciones en las que está. Cuesta más que la Guardia del gobernador”. Además manifestó que la Argentina está frente un gobierno tolerante que no actúa por temor, que no hay jueces ni fiscales que apliquen la ley, ni abogados que se atrevan a solicitar la aplicación de la norma.

“Sin autoridad que aplique la ley vamos hacia el caos y a que estas organizaciones violentas bancadas por el narcotráfico socaven el Estado. Los corruptos deben estar presos y trabajando” concluyó Alfredo Olmedo.