Máximo Kirchner y Daniel Scioli hablaron del asado de Sergio Massa y Urtubey. Dijeron que esperaban declaraciones contra los despidos y la represión macrista pero sólo vieron fotos. Intendentes del conurbano también se quejaron.

El ex candidato a presidente, Daniel Scioli, quien había preferido no formar parte de una foto que incluya a Sergio Massa se refirió al asado en una entrevista publicada por el periodista Ignacio Zuleta. “Esperaba una declaración que condene la represión del viernes a los empleados públicos en La Plata, o a la caída de designaciones de empleados sin examinar con cuidado de qué se trataba y qué tareas desempeñaban. Pero no he visto ninguna declaración de ese tipo”, disparó el ex gobernador bonaerense.

No fue el único que hablo del tema. También entró en escena Máximo Kirchner, quien en declaraciones que luego fueron reproducidas por Infobae bromeó sobre el sentido de la cena opositora: “Vi una foto del asado, yo también comí con amigos y estuvimos conversando un poco de algunas cosas. No sé qué tal habrá estado la carne…”. Tras las sonrisas, el jefe de La Cámpora fue consultado sobre la presencia de Diego Bossio en la reunión. “Cada uno puede comer con quien quiera, pero las convicciones de uno no cambian. Aunque yo calculo que si se sacan fotos es porque querían dar un mensaje…”, analizó el legislador que cerró con un dardo: “Yo creo que la política de las fotos no genera gobernabilidad. Si eso ocurre mientras echan personas… espero que hayan tocado ese tema”.

El mismo portal nacional, detalló que el encuentro realizado el viernes en Pinamar generó “mucha bronca” en un grupo de intendentes peronistas bonaerenses que cuestionaron la cena opositora. “Hay una bronca terrible con este asadito que se inventaron”, le dijo a Infobae el vocero de un intendente que lidera uno de los distritos más relevantes del Conurbano.

“Ahora no es momento para rosquear de esa manera… En vez de pensar en la reorganización del PJ, hay que trabajar para ordenar el quilombo terrible que tenemos en todos los municipios”, se quejó el mismo portavoz. “Nosotros no necesitamos rosca sino trabajar en paz con una gobernadora (María Eugenia Vidal) que asumió hace un mes y es la que nos tiene que dar los recursos para beneficio de los vecinos…”, remarcó impulsado por la inquietud que genera el freno legislativo al presupuesto bonaerense.

Los intendentes peronistas que se mantuvieron al margen de la cumbre opositora creen que los organizadores de la cumbre en Pinamar los quisieron “utilizar para después vender que ayudaron a solucionar los problemas o las diferencias que puede haber” con la administración provincial. “Además en la reunión de Massa y Urtubey no estuvo el peronismo, no la avaló el PJ ni el FpV”, se diferenciaron desde otro distrito justicialista.

Mientras tanto, persiste la bronca de varios intendentes no alineados con el camporismo por la reunión de Pinamar. “Hay algunos dirigentes que se creen vivos y rosquean cuando no se debe… A veces una cara de gil bien administrada rinde más que un campo”, disparó (sin dar nombres) un jefe comunal que forma parte de la camada más joven de la dirigencia bonaerense.