Agostina Aguirre es la bellísima salteña coronada como nueva reina de la Vendimia para Todxs. Promueve una mayor inserción laboral para la comunidad transgénero.

Agostina Aguirre es una bellísima salteña de 22 años, que actualmente vive en Capital Federal. Este sábado, se convirtió en la nueva reina de la Vendimia para Todxs. En la charla que compartió con MDZ, Agostina cuenta una historia de inserción social; a la vez que expresa su deseo de perseverar en la conquista de más posibilidades laborales para la comunidad trans.

– ¿Cómo fue el camino de descubrimiento de tu identidad de género?

No hace mucho tiempo que soy una chica trans. En febrero se cumplió un año de mi decisión de cambio. Siempre supe que era una chica transexual, pero no me animaba a demostrarlo porque mi familia venía de pasar muchas situaciones difíciles. En un momento me di cuenta que no tenía sentido llevar esa vida que no me representaba, entonces viajé a Buenos Aires a los 19 años, apenas terminé la secundaria, con la intención de realizarme como mujer. Me costó muchísimo tomar la decisión de asumir mi nueva identidad, estuve dos años con ayuda psicológica.

– Vos procesaste tu cambio en Buenos Aires, ¿cómo fue el momento en que decidiste contarle a tu familia en Salta?

Una vez que procesé mi cambio, viajé a Salta y se lo conté a mi familia. Afortunadamente, tengo el apoyo de todos ellos. Estoy súper agradecida a Dios y a la vida por contar con el afecto de mi familia, mis amigos y también de mi entorno laboral. Creo que la contención es súper importante.

– Trabajás en una multinacional de fast food, contanos cómo es tu vida cotidiana en el trabajo.

Trabajo en una empresa de comidas rápidas, Burger King. Cuando decidí ir por mi nueva identidad de género, un día me senté con el gerente a cargo y le dije: “mirá, yo voy a dejar de trabajar“, y él me contestó: “de ninguna manera, vos vas a hacer tu transición acá en la empresa“, así que súper contenta; porque la realidad es que no todas tenemos las mismas oportunidades. Yo me formé durante todo un año, y actualmente estoy en el equipo gerencial. Estoy muy agradecida de que hayan confiado en mí, me dijeron que tengo potencial para dirigir a un grupo de trabajo. Mis compañeros son excelentes, recibo el respeto de todos ellos, como así también de toda la gente que va al local.

– Hablemos de tu vida afectiva, lo que vos quieras contar.

Actualmente estoy soltera. Yo creo que para tener una relación hay que tener tiempo, y en este momento mi trabajo me demanda mucha energía.

– Hay gente que sigue pensando que el único destino posible para una chica trans tiene que ver con el trabajo como acompañante, o el oficio de la prostitución. ¿Qué le dirías a esas personas?

Con respecto al tema de las chicas trans que trabajan como acompañantes, tiene que ver en muchos casos con la exclusión en ámbitos como el de la educación, la salud y la familia. Hay que concientizar a la gente para que si un hijo les dice que tiene una identidad trans, puedan apoyarlo.

– Algo muy positivo en este último tiempo es que la comunidad transgénero ha avanzado en la inserción laboral, y al igual que todos, tiene posibilidad de proyectarse hacia adelante. ¿Cuáles son tus próximas iniciativas?

Actualmente me estoy iniciando en el mundo del modelaje, así es que muy contenta por la posibilidad de tener un trabajo más. Durante el día, también tomo clases de danza y voy al gimnasio. Yo estoy agradecida por la lucha que chicas trans llevaron adelante durante muchos años. Las chicas más jóvenes hoy tenemos que sostener y darles un buen uso a esos derechos adquiridos. A mí me gustaría que mi experiencia se repita en todas las personas transexuales, porque todas tenemos los mismos derechos. Hay que seguir luchando juntas.