En siete de cada diez denuncias por abuso sexual infantil los agresores pertenecen a su círculo familiar. Así lo muestra una estadística del Ministerio de Justicia de la Nación.

Tal estadística surgió a partir de las denuncias realizadas a la línea 0800-222-1717 del Ministerio de Justicia de la Nación entre noviembre del año pasado y setiembre de este año cuando recibió en ese período 3500 denuncias, de las cuales en el 68% de los casos los abusadores de niños pertenecían a su círculo familiar.

El diario Ámbito Financiero analizó los casos y descubrió cosas aún peores: en el 44% de los llamados atendidos por los profesionales de la línea -que funciona las 24 horas todos los días del año- fue por abuso sexual: en el 40,6% de los casos el abusador es el padre, seguido por el padrastro (17%).

En tercer lugar aparecen otros parientes, como el tío, el abuelo, el hermano, la madre, la abuela o madrastra, la pareja o ex pareja, entre otros vínculos de parentesco denunciados, mientras que el 13% no son familiares pero sí conocidos (vecinos o amigos) y el 19% son desconocidos.

Además, son las mujeres quienes más denuncian -siete de cada 10-, mientras que el 75% de las víctimas (1.280) son niños y el 21% adultos (354) “que pueden haber sido victimizados en su infancia”, precisó la cartera.

Según el informe de los últimos 10 meses, el 45% de los casos atendidos son de la provincia de Buenos Aires, y le siguen la Ciudad de Buenos Aires -con el 25% -, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Tucumán.