A casi un año de la muerte de Lujan Peñalva y Yanina Nüesch, la familia de la primera presentó un nuevo informe pericial con fotos que les fueron aportadas anónimamente. Exigen un cambio de carátula.  Andrea Sztychmasjter

El nuevo informe revela testimonios contradictorios en el expediente e irregularidades con los datos que llegaron en dos oportunidades anónimamente al estudio de Humberto Vázquez, abogado de la familia Peñalva. Se trata de alrededor de 70 nuevas fotos que muestran la escena del lugar precisamente cuando fueron encontradas las jóvenes Yanina (16) y Luján (19). Las imágenes, además, dan cuenta de personal de la policía y del CIF trabajando en el terreno, incluso de otras huellas que no pertenecerían a las chicas.

El informe técnico, pericial e investigativo presentado por el abogado Vázquez en la causa que hasta el momento sigue caratulada como “MUERTE DUDOSA-EN PERJUICIO DE NUESCH, YANINA-PEÑALVA, MARIA LUJAN” y que se encuentra en el Juzgado de Instrucción Formal de 3º Nominación, fue elaborado por el perito, Lic Lucas Delgado. Este informe fue realizado paralelamente a la investigación que la familia Peñalva lleva a cabo en función a las diferentes irregularidades que han detectado. De dicho informe se desprenden 16 puntos correspondientes a las “Conclusiones finales”. Entre esos puntos, dedicados a demostrar que las pericias realizadas por organismos estatales poseen fallas, se dan a conocer datos que tienen que ver con el lugar donde fueron encontrados los cuerpos de las jóvenes.

Contrariamente a lo que manifiesta la inspección ocular oficial, en donde se consigna que existiría un único modo de ingresar al lugar del hecho, este nuevo informe lanza que “se verificó la existencia de, cuanto menos, tres caminos que se pueden seguir para ingresar al predio perteneciente a la Finca “El Carmen y/o Los Olmos” (Macroespacio) y de allí al lugar donde fueron encontradas las víctimas (Microespacio)”. Así también se agrega que hay existencia de otras huellas que no pertenecerían a las jóvenes: “Previo al hallazgo de las víctimas, según lo manifestado por el Cabo Daniel Zerda se encontraron en el Macroespacio ‘huellas de calzado de diferentes formas y dimensiones, los cuales se dirigían hacia la zona Este’ ”.

Alteración del lugar del hecho

El informe denuncia también que el Lugar del Hecho no fue conservado acorde a los protocolos profesionales y las normas legales y por ello manifiesta que “el ingreso masivo de personal al predio ha ocasionado lo que el oficial Costello (en el Acta de declaración policial) describe como: notablemente alterado con pisadas múltiples”.

Otro de los datos que el informe consigna y que avala que la escena del crimen y el lugar del hecho no fueron conservados, hace referencia a que en función de las fotografías aportadas se detalla que “El personal actuante MODIFICÓ LA POSICIÓN ORIGINAL DE LOS CUERPOS DE LAS VICTIMAS, conforme surge de las fotografías obrantes”. Volviendo a lo anterior y teniendo en cuenta que “un mínimo cambio en la escena de los hechos puede modificar la interpretación de los hechos. Tras dicha modificación ambos cuerpos quedaron en suspensión completa, con el consecuente riesgo de desnaturalizar las improntas en el cuello de las víctimas u otras circunstancias cuya preservación resultare primordial”. Al respecto, conviene aclarar que Cuarto Poder cuenta con las nuevas fotografías aportadas que muestran que los cuerpos de las jóvenes, al ser halladas, no estaban en posición de suspensión completa.

Datos contradictorios

Por otro lado, el informe describe que el personal médico actuante, instala y avala la hipótesis del doble suicidio haciendo referencia bibliográfica a un artículo publicado en el Nº 37 de la Revista Española de Medicina Legal 2011: “Una vez más en este caso, el profesional médico actuante, entra en el terreno de la probabilística y asigna al hecho una etiología suicida, sin dar razones técnicas o científicas que avalen sus dichos y basándose únicamente en un artículo”.

También se hace hincapié en las contradicciones presentadas en el Informe Técnico Dactiloscópico de la perito María Giordano, quien concluye que “no se revelaron huellas dactilares en el celular marca Nokia modelo C3 ni en el protector plástico color gris” pertenecientes a una de las chicas. El nuevo informe consigna: “situación por demás insólita, porque cuanto menos debieron haberse encontrado impresiones digitales de la víctima, lo que llevaría a colegir que fue objeto de una “limpieza” criminosa”.

Frente a las pruebas investigativas y periciales presentadas por el Lic. Delgado con el abogado Vázquez y la familia Peñalva, consideran que corresponde desestimar la Hipótesis Suicida y la Hipótesis Accidental sin la participación de terceros. La investigación paralela que lleva a cabo la familia Peñalva ha presentado información acreditada con fotos e informes periciales que ponen en duda el accionar de la policía y del CIF. El abogado de la familia manifestó que desde un primer momento el caso “tuvo implicancias políticas” relacionadas con instalar la hipótesis del doble suicidio de las jóvenes, y de esta manera obstaculizar una verdadera investigación. La familia Peñalva y el abogado Vázquez tienen pruebas en los informes para manifestar que fue un asesinato, aunque hasta el momento no hay sospechas concretas de quién o quiénes estarían involucrados.