Marcelo Lami, Jefe de Policía, habló sobre el caso del sargento que disparó al rostro de su pareja para asesinarla y destacó que era un “buen policía”. El femicida se suicidó tras atacarla.

Fue la noticia trágica del día de ayer: el domingo a la noche, cerca de las 20 horas y en el paraje Piquirenda que depende del municipio de Aguaray, el efectivo policial discutió con su mujer Marlene Herrera quien recibió un disparo de su esposo. La mujer ingresó hospital local en un estado sumamente grave ya que la bala le ingresó por el rostro con salida en la nuca.

Hoy se supo que el femicida se llamaba Pablo Cardozo y era un sargento de 42 años que fue encontrado muerto hoy en un descampado del ferrocarril de la localidad fronteriza de Profesor Salvador Mazza. Hasta ahora, todo indica que el policía se suicidó.

Ante esa situación, el jefe de la policía provincial se refirió al caso en una entrevista a FM Aries y fue todo un escándalo. Y es que el hombre que sermonea a la fuerza policial con citas bíblicas, declaró que  “Son hechos muy difíciles de evitar y prevenir cuando se pasa la frontera de una discusión y se usa el arma”. Eso no fue todo, porque también tato de disculpar a su fuerza de crímenes de ese tipo al declarar que “se da en todas las profesiones, es algo cultural y propio de Latinoamérica”.

Finalmente, el comisario indicó además que el efectivo que intentó matar a su pareja “era un buen policía”, ya que estaba bajo licencia médica “por haberse lesionado en intervenciones policiales”.