Desde la incorporación del radical Ernesto Sanz y el pedido de “tranquilidad” del Presidente hacia el Gabinete, hasta el encuentro del mandatario con el empresario Nicolas Caputo. 

Mauricio Macri decidió incorporar a ese espacio de negociación al radical Ernesto Sanz y nuevamente consultar a su “hermano de la vida”, el empresario Nicolás Caputo, con quien el martes diálogo sobre la compleja coyuntura financiera.

Ese mismo día, bien temprano, el presidente encabezó la reunión de Gabinete en la que pidió a sus ministros y colaboradores “tranquilidad” y reafirmó el modelo económico que lleva adelante su administración.

A la salida del encuentro, Marcos Peña dijo que buscaban acordar un “Gran Acuerdo Nacional”. Indudablemente se busca un mayor diálogo en medio del avance del proyecto de la oposición en el Congreso para retrotraer el precio de las tarifas.

Paralelamente, también el martes, Macri, en ocasión de anunciar la construcción de 4 nuevos Metrobuses en el Conurbano junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, sostuvo desde una terminal de Morón que “tenemos la vocación firme de seguir convocando a todos aunque pensemos distinto y le pido a todos los dirigentes que tengan responsabilidad que no caigamos en recetas mágicas que son imposibles en la práctica. No hay que encontrar soluciones demagógicas sino responsables”.

Se conoció que decidió nuevamente involucrarse en las decisiones de gobierno a Ernesto Sanz, cofundador de Cambiemos. En verdad, en las últimas horas varios radicales fueron convocados a la Casa de Gobierno: en Gabinete estuvo el senador Luis Naidenoff, y horas más tarde estuvo presente en el palacio gubernamental Mario Negri, titular del interbloque Cambiemos de Diputados; pasadas las 15 el ex ministro de Economía de Raúl Alfonsín, Jesús Rodríguez, hoy en la AGN, irrumpió por la explanada Rivadavia.

El dato más significativo es el reingreso de Emilio Monzó, titular de la Cámara de Diputados -con fecha de vencimiento por decisión propia tras haber sido apartado de la mesa de negociaciones- e histórico armador del macrismo en la Provincia- a la mesa política. Martín Lousteau, tambien se reunió con el presidente.

Sí resultó significativa la presencia en Casa Rosada de “Nicky” Caputo, principal accionista de Central Puerto. La del martes fue la segunda visita del primo del ministro de Finanzas a Macri en su despacho en tan solo una semana. En tiempos de turbulencias económicas, muchos lo interpretan como el regreso de un vital consejero a la mesa política ampliada.

A. Roldan